Sociedad

Localizan un cadáver que podría ser el del último español desaparecido en México

  • El cuerpo ha sido encontrado a 80 kilómetros del lugar del accidente en el río en el que fallecieron tres españolas.

Comentarios 1

Un cadáver que puede ser el del español Francesc Espasa, de 26 años, fue localizado desde el aire por los equipos de rescate mexicanos que buscan al cuarto joven que desapareció el pasado miércoles al volcar la embarcación en la que viajaban en un río del estado mexicano de San Luis Potosí.

El hallazgo tuvo lugar en el punto conocido como Alto Reforma, en el municipio de Ébano, a 80 kilómetros del accidente, donde se avistó un cuerpo de sexo masculino que las autoridades mexicanas están "seguras" que es el de Espasa, natural de la ciudad catalana de Lleida.

"No podemos afirmarlo pero sí podemos casi asegurar que se trata de él porque no tenemos reporte de ningún desaparecido en la zona", indicó en declaraciones a la prensa el titular de Protección Civil de San Luis Potosí, Gerardo Cabrera.

"Tenemos confianza de que sea el último cuerpo y esperamos que lo identifique su familia", sostuvo el funcionario, que durante 6 días encabezó la búsqueda.

A juicio de Cabrera, la distancia en la que fue encontrado el cadáver "demuestra la fuerza que trae el río y lo peligroso que es".

Varios integrantes de un grupo acuático van a intentar llegar al lugar para intentar rescatar el cuerpo, aunque deberán hacerlo con precaución por las fuertes corrientes que hay en la zona, en la que sin embargo no llueve hace tres días.

Tras el hallazgo de los cadáveres de Neus y Núria Terradas e Irene Carbó Xitre, todas ellas procedentes de la población de Cassà de la Selva, en el noreste de España, los equipos de rescate buscaban ahora a Espasa, estudiante de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Cataluña.

Espasa viajaba con Bernat Palau y Aina Frau, también estudiantes de la Universidad Politécnica de Cataluña, los dos supervivientes españoles del accidente, que regresaron ayer a España.

Antes del accidente conocieron a Neus Terradas Trias, estudiante en la Universidad de Tampico, en el noreste de México, y a su hermana Núria y su amiga Irene Carbó, que habían ido a visitarla.

El grupo de seis españoles, acompañados por un guía y un barquero, que permanecen detenidos, sufrieron la semana pasada el accidente cuando intentaban cruzar en una barca de madera el río Tanchachín, en el centro del país, para visitar la famosa cascada de Tamul, aunque las autoridades mexicanas habían prohibido la navegación en la zona por las intensas lluvias.

Además, la oficina de turismo del municipio de Aquismón había advertido a los turistas españoles de que la visita a la cascada estaba prohibida por las condiciones climatológicas, pero los jóvenes se dejaron convencer de un supuesto guía turístico, como reconoció Bernat Palau en declaraciones a Efe.

La cascada de Tamul, famosa por sus aguas turquesas, se forma cuando el río Gallinas cae sobre el río Santa María y juntos forman el río Tampaón, si bien los españoles murieron cuando intentaban llegar a la cascada a través del río Tanchachín, un afluente secundario ubicado en el municipio de Aquismón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios