El fiscal jefe de Madrid dice que no detecta el maltrato a menores denunciado por Múgica

  • El responsable del Ministerio Público del Alto Tribunal regional contradice al Defensor del Pueblo

El fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Manuel Moix, aseguró ayer que no comparte "en absoluto" las apreciaciones del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, sobre los centros de menores con trastornos de conducta ubicados en la región e indicó que en ellos el trato que reciben los internos es "correcto". Así, señaló que él mismo y sus ayudantes han visitado los centros de menores de la Comunidad de Madrid en los que ha podido comprobar que no hay niños atados ni sobremedicados, como señalaba Múgica.

Moix aseguró que la Fiscalía que dirige no ha recibido ninguna queja ni denuncia en los últimos años de parte de educadores o internos de los centros que están siendo investigados por el Defensor del Pueblo, por lo que no se muestra de acuerdo con el informe que éste proporcionó hace unas semanas denunciando que los menores recibían malos trato. El fiscal jefe señaló que él mismo y sus ayudantes realizan visitas periódicas a estas instalaciones, según dijo, la última hace unos días a una de ellas, comprobando que está en "buenas condiciones y el trato es adecuado". "Al recibir el informe del Defensor, ordené a los fiscales de menores que realizaran visitas sorpresa y visité personalmente el centro Picón [que recibió denuncias de un ex interno y un ex profesor], explicó, añadiendo que en estas visitas "nunca" han observado malos trato, ni menores atados, ni a los que se ha dado medicación por doquier, "como se ha denunciado", sentenció. Las quejas que le trasladaron los internos fueron por asuntos menores, como que no les dejan tiempo suficiente para fumar o que la comida a veces está fría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios