Marina Castaño defiende en el juzgado su gestión de la Fundación Cela

  • La viuda del escritor se ha negado a responder a las preguntas de la acusación particular durante su comparecencia como imputada por malversación de fondos públicos, fraude con las subvenciones y apropiación indebida.

Marina Castaño, viuda de Camilo José Cela, ha tratado este martes de justificar su gestión en la Fundación del Nobel ante la titular del juzgado de instrucción número dos de Padrón, donde ha declarado en calidad de imputada por malversación de fondos públicos, fraude con las subvenciones y apropiación indebida.

Es lo que ha revelado a su salida del juzgado el abogado Xosé María Rodríguez, que representa a Lola Ramos, la vecina de Padrón (La Coruña) que advirtió de la existencia de presuntas irregularidades en la gestión económica de la Fundación Cela. Este letrado ha explicado que la viuda del Nobel se ha negado a responder a las preguntas de la acusación particular durante la vista celebrada este martes.

A su salida, pasadas las 13:30, la periodista Marina Castaño, con semblante serio, no ha contestado nada sobre su testimonio a los medios de comunicación que la esperaban fuera del edificio judicial, y tampoco lo hizo su abogado. Sí lo ha hecho el letrado de la acusación particular, quien ha apuntado que la viuda de Cela ha tratado de "justificar sus actuaciones" en la Fundación Cela, así como las "diferentes cuestiones que están juzgándose", tales como la compensación económica por el despido del gerente de la Fundación. No obstante, ha rehusado explicar los "argumentos" empleados por Marina Castaño en su defensa. "Se trata de cuestiones privadas de la causa", ha expuesto.

Marina Castaño no ha sido la única que no ha contestado a las preguntas de la acusación particular, ya que tampoco lo han hecho el ex gerente de la Fundación Cela Tomás Cavanna, quien fue citado a declarar porque presuntamente su despido de la Fundación Cela fue simulado y pagado con fondos públicos sin consentimiento de las administraciones que financiaban a la institución. Según el abogado de la acusación particular, "uno de los problemas" que está teniendo la causa es que muchos de los supuestos delitos "han prescrito", sobre todo los de tipo tributario, así que "no hubo investigación al respecto y ya no se permitió preguntar por considerar que están prescritos", ha explicado. También ha dicho que previsiblemente tendrán que prestar declaración en "calidad de testigo" los miembros del patronato de la Fundación que aprobó en 2010 por unanimidad el despido de Tomás Cavanna.

Marina Castaño fue imputada el 12 de noviembre de 2014. El caso en el que se ha visto implicada está relacionado con un asunto de ingresos por devolución del IVA. En un comunicado emitido en aquellas fechas, esta periodista gallega criticó que se esté orquestando "una causa general" contra ella y tildó de falso que los empleados de la Fundación Camilo José Cela cobraran fondos públicos destinados a actividades de este órgano. Recordó además que las cuentas fueron auditadas anualmente y sometidas a la aprobación del Patronato, que se reunía dos veces al año, conforme a la ley. Por este caso también tendrá que declarar este miércoles, en el mismo juzgado, el miembro del Consejo de Cuentas y exconsejero del gobierno catalán de Manuel Fraga Dositeo Rodríguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios