Médicos del Hospital Puerta de Hierro hacen el primer trasplante bipulmonar mediante la técnica ex-vivo

  • Este procedimiento consigue recuperar un 25% de los pulmones de fallecidos y reducir la lista de espera para este tipo de intervenciones.

Comentarios 2

Médicos del Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda (Madrid) han realizado el primer trasplante bipulmonar en todo el mundo de donante en parada cardiorrespiratoria utilizando la técnica de perfusión ex-vivo. 

Esta técnica, que se realiza una vez extraído el pulmón que se va a trasplantar, consiste en conectar el órgano a una máquina que hace funcionar los pulmones reproduciendo las condiciones del cuerpo humano y que permite evaluarlos y mejorarlos, de forma que se trasplantan en condiciones óptimas. 

La perfusión ex vivo permitiría recuperar para trasplante un 25% de los pulmones y, por tanto, reducir notablemente la lista de espera para trasplantes y mejorar la calidad de vida de las personas en esta lista. 

La operación, que se llevó a cabo el 15 de diciembre, fue presentada este lunes por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien acudió al hospital acompañada del consejero de Sanidad, Juan José Güemes. 

El paciente trasplantado, un varón de 61 años con enfisema pulmonar a causa del tabaquismo, recibió unos pulmones que permanecieron cuatro horas y media en proceso de evaluación, conectados a la máquina. 

Tras la intervención, que en total duró 22 horas, permaneció en la unidad de cuidados intensivos una semana y "hasta un mes en planta. Ahora se encuentra en su domicilio y recuperándose correctamente", explicó el médico responsable del programa ex vivo del servicio de Cirugía Torácica del hospital, Javier Moraviella. 

Posteriormente, el 26 de diciembre se realizó la segunda intervención de este tipo a otro varón, también con enfisema pulmonar a causa del tabaco, tras la que "el receptor se encuentra bien y ya respira por su cuenta", señaló Moraviella. 

Esta técnica es novedosa a nivel mundial porque permite aprovechar para trasplante los pulmones de una persona fallecida súbitamente en su domicilio o en la calle -no en el hospital-, siempre que en un plazo de menos de ocho horas el órgano llegue a ser conectado a la máquina ex vivo. 

Una vez conectado, "el pulmón se seca, se evita el encharcamiento y se mejora su funcionamiento". 

Los órganos preparados para trasplante pueden recibir tratamiento adicional, como antibióticos, medicamentos anti rechazo o terapia celular, que consiste en implantarle células madre, lo cual permite "regenerar partes del tejido donde se implanta en el receptor o el propio tejido del pulmón". 

El tiempo máximo que el pulmón puede permanecer conectado a la máquina es de doce horas, según el protocolo establecido por los médicos del Hospital Puerta de Hierro. 

El mayor problema de esta técnica es "ajustar y afinar el sistema para que pueda interactuar con un organismo tan sensible y vulnerable como los pulmones". 

La diferencia con operaciones similares es que en otros hospitales "no ha sido de donante con corazón parado sino de muerte cerebral". 

L técnica desarrollada en el Puerta de Hierro es "absolutamente pionera. Se han hecho hasta hoy 36 trasplantes pulmonares ex vivo en total en el mundo, pero los dos únicos que se han hecho con donantes de corazón parado los hemos hecho nosotros", señaló Moraviella. Las restantes 34 intervenciones se han realizado en hospitales de Suecia, Canadá y Reino Unido, agregó. 

El programa de trasplante pulmonar del Hospital Puerta de Hierro es uno de los programas punteros con más de 400 trasplantes de estas características hechos desde 1991. Desde hace tres años el centro ha trabajado en la investigación de la técnica de perfusión ex vivo, que ha culminado en las dos operaciones llevadas a cabo desde diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios