Miles de personas salen a la calle en Madrid contra los recortes en los servicios públicos

  • Los sindicatos convocantes han anunciado que se reunirán la semana que viene para estudiar nuevas movilizaciones.

Comentarios 2

El frío no ha impedido que una "marea de mareas de todos los colores" formada por miles de personas (150.000 según los organizadores y entre 15.000 y 20.000, según el dato de la policía) recorriera el centro de Madrid para protestar contra los recortes en los servicios públicos madrileños. Bajo el lema 'Lo público es de todos ¡No a los recortes!' y convocada por los sindicatos CCOO, UGT, CSIT y CSI-F, la manifestación comenzó en la céntrica plaza de Neptuno. 

Los secretarios generales de CCOO y UGT de Madrid, Javier López, y José Ricardo Martínez, y el presidente de CSIF Madrid, Manuel González Molina, entre otros dirigentes sindicales, han criticado que desde el Gobierno de Esperanza Aguirre se haya tildado la protesta de "injustificada y política". Entre los congregados, una gran mayoría de empleados públicos, especialmente docentes, pero también sanitarios, bomberos, empleados de Metro, del Canal de Isabel II, de universidades públicas, así como agentes forestales y pensionistas, han desfilado contra los recortes. 

Al frente de la manifestación se colocaron "por problemas de espacio" empleados de Metro y miembros del sindicato Solidaridad Obrera que llevaban una pancarta que decía 'Contra los recortes, huelga general', mientras que los sindicatos convocantes formaron una segunda cabecera. El ruido de silbatos, pitos y sirenas móviles han prevalecido sobre las consignas como "lo llaman esperanza y no lo es" o "manos arriba, esto es un atraco". 

Tras pasar por el paseo del Prado, Cibeles y la calle de Alcalá, la marcha ha terminado una hora y media después en la Puerta del Sol, donde sobre un escenario dos jóvenes de UGT y CCOO, Álex Martín y Paula Guisande, respectivamente, han leído un manifiesto contra las medidas de regresión social y por la calidad de los servicios públicos. "Todos estos recortes forman parte de la estrategia privatizadora de los servicios públicos que lleva a cabo el Gobierno de Esperanza Aguirre", rezaba el manifiesto, frase que ha sido secundada con una gran pitada. La anécdota la ha protagonizado un grupo de bomberos que se acercaron corriendo con sirenas móviles hasta el escenario de Sol y a los que los congregados hicieron un pasillo entre aplausos. 

Los sindicatos convocantes han anunciado que se reunirán la semana que viene para estudiar nuevas movilizaciones contra los recortes. "Esperamos que tome nota el Gobierno de Esperanza Aguirre de esta manifestación", han coincido en señalar los secretarios generales de UGT y CCOO de Madrid, José Ricardo Martínez y Javier López, que han valorado la "masiva" participación ciudadana en la protesta. López ha definido la manifestación como "marea de mareas de todos los colores". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios