La NASA lanza otro telescopio para predecir los efectos del Sol sobre la Tierra

  • Con la misión se espera estudiar mejor la expulsión de millones de materias que ponen en peligro la vida y la salud humana

La NASA lanzó ayer con éxito su nuevo observatorio solar al espacio, después de que tuviera que aplazar el miércoles el primer intento debido a condiciones meteorológicas adversas en Cabo Cañaveral, en el sur de Florida.

La agencia espacial estadounidense informó de que el cohete Atlas V partió a las 15:23 GMT de la plataforma 41 en la Estación de las Fuerzas Aéreas de Cabo Cañaveral para impulsar el Observatorio de Dinámicas Solares (SDO por sus siglas en inglés) al espacio, donde, en una misión de al menos cinco años se rodeará la Tierra y se observará las 24 horas del día las oscilaciones de la actividad solar.

El observatorio está en buenas condiciones después del lanzamiento, indicó la NASA, que explicó que el cohete llevará al SDO a una órbita a unos 33.800 kilómetros sobre la tierra. Después prevé que el observatorio gire en órbita a casi 36.000 kilómetros sobre la superficie terrestre. Desde esa altura, el observatorio apuntará sus instrumentos al sol y transferirá los datos e imágenes casi instantáneamente a la tierra, a una estación situada en Nuevo México.

Bajo el programa Living With a Star -Viviendo con una estrella- los científicos esperan poder predecir mejor la expulsión periódica de miles de millones de toneladas de materia que puede poner en peligro la vida y salud humanas, oxidar oleoductos, interrumpir las comunicaciones y ocasionar potentes sobrecargas eléctricas.

Los resultados de la misión podrían proporcionar a científicos e investigadores los datos necesarios para predecir tormentas solares y otras actividades del sol que puedan afectar a los transbordadores, a sus astronautas en la Estación Espacial Internacional (EEI) y a sistemas en la tierra, como el electrónico.

Según la NASA, las imágenes que captará el observatorio tendrán una resolución diez veces mejor que la de los televisores de alta definición y ayudarán a que los científicos elaboren los primeros modelos eficaces para el pronóstico meteorológico espacial. El SDO llevará instrumentos que permitirán la penetración en los misterios que envuelven los campos magnéticos y la radiación ultravioleta del sol.

"Lo que distingue al SDO es que está diseñado para que observe todo, todo el tiempo", dijo el martes Madhulika Guhathakurta, científica del proyecto en la sede central de la NASA en Washington.

Los "ojos que todo lo ven" del observatorio procesarán datos equivalentes a medio millón de canciones por día encaminándolos a una estación en la Tierra mientras mantiene una órbita geosincrónica sobre el mismo punto de la superficie terrestre.

Esto representa 150 millones bits de datos las 24 horas del día los siete días de la semana, casi 50 veces más que el flujo de datos científicos obtenido de cualquier otra misión en la historia de la NASA.

El mayor conocimiento de los cambios meteorológicos en el sol y su efecto sobre el sistema permitirán, también, estar alerta en la Tierra sobre posibles tormentas solares catastróficas que podrían interferir las redes de energía eléctrica y comunicaciones en todo el planeta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios