La OCDE critica la escasez de guarderías fuera del horario escolar

  • Un informe apunta a la dificultad de los españoles para conciliar trabajo y familia, lo que conlleva bajas tasas de natalidad y de ocupación de las mujeres.

España necesita favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar, según la OCDE, que en un informe divulgado subraya especialmente que no hay suficientes guarderías fuera del horario escolar.

El servicio para atender a los niños fuera de los horarios escolares "es limitado y muchos padres" tienen que recurrir a dispositivos "informales", y así en torno a una cuarta parte de los abuelos se ocupan de sus nietos cada día, señala la organización con sede en París.

"A las familias en España les resulta difícil combinar trabajo y vida familiar", insiste la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que ilustra esa situación con las bajas tasas de fertilidad y de ocupación de las mujeres si se las compara con la media de los países miembros.

En España las mujeres tenían en 2007 una media de 1,40 hijos (la misma cifra que 20 años antes) frente a 1,74 en el conjunto de los 34 países de la organización.

En cuanto a la tasa de actividad de las mujeres españolas era del 53,5%, frente al 59,6% en la OCDE, aunque en este caso la evolución de España ha sido la más importante con 21 puntos porcentuales más desde 1995.

Los autores del estudio reconocen los esfuerzos para ampliar el apoyo a las familias y reducir el coste del cuidado de los niños, y así en 2008 el 66,9% de los menores de 6 años estaban en servicios "formales" (que excluyen a las familias o los no declarados), cuando la media del conocido como el "Club de los países desarrollados" era del 58,2%.

Aunque las ayudas públicas a la familia aumentaron entre 2003 y 2007 hasta el 1,6% del Producto Interior Bruto (PIB) en este último ejercicio, la cifra era muy inferior a la media del 2,2% de la OCDE, por no hablar de los países más generosos en este punto, que eran Francia (3,7%), Dinamarca (3,7%), Reino Unido (3,6%) e Islandia (3,5%).

Otro de los puntos negros reseñados para España en el estudio sobre políticas familiares es la "fractura" entre hombres y mujeres en el tiempo que dedican a las labores domésticas: menos de dos horas al día para los primeros y unas cinco horas para las segundas, la sexta mayor diferencia de los países miembros.

"Una división más equitativa del trabajo no remunerado en el interior de los hogares en España podría contribuir a una mayor participación de padres y madres para cumplir sus aspiraciones laborales", lo que en particular permitiría que las familias tuvieran el número de hijos que querrían y en el momento deseado.

Un 17,3% de los niños viven en España en familias pobres, porcentaje notablemente superior al 12,7% de media de la OCDE.

Los autores del informe insisten en que "el trabajo es clave para reducir la pobreza". La prueba es que en las familias en que solo hay un sueldo, el porcentaje de niños pobres es del 23,7%, y en las que ningún miembro trabaja, del 71,7%.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios