La OMS mantiene la alerta por la Gripe A

  • Teme que el virus se haga más fuerte con el inicio del invierno en el hemisferio sur.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aplicó el principio de precaución en su decisión de mantener el nivel actual de alerta frente a la pandemia de gripe A, pues teme que el virus se vuelva a fortalecer cuando comience el invierno en el hemisferio sur.

Los científicos integrantes del "comité de emergencia" de la OMS desaconsejaron pasar a una fase de "post-pico" de la pandemia, lo que hubiese significado entrar en un periodo de transición antes de declarar su final.

Ello pese a que la actividad del virus gripal ha descendido significativamente en las últimas semanas en la mayor parte del mundo -a excepción de África occidental, donde se han detectado nuevos brotes en Senegal y Mauritania- y a que el número de muertos se ha estabilizado en unos 16.000.

El director adjunto de la OMS, Keiji Fukuda, explicó hoy en rueda de prensa que los científicos que asesoran a su organismo analizaron toda la evidencia y datos disponibles hasta concluir que "es demasiado precipitado" afirmar que la pandemia se encuentra en la fase de "post-pico".

Sostuvo que además de los recientes brotes en África occidental, se tuvo en consideración que el hemisferio sur se dirige hacia los meses de invierno, "una temporada en la que se debe anticipar un aumento de la actividad gripal, incluida la pandémica".

Así, el virus pandémico podría resurgir en el sur, incluso con una actividad superior a la que normalmente se aprecia con la gripe estacional.

Fukuda dijo que otra preocupación que surgió en la reunión científica fue que los países podrían bajar la guardia en caso de pasar a la fase de "post-pico", lo que "debilitaría los esfuerzos realizados por los países para hacer frente la pandemia".

En vista de esto, "no hay cambios en la acciones recomendadas por la OMS a los Gobiernos", recalcó.

Otro argumento para mantener la alerta actual fue que "todos países no están en la misma situación" en términos del impacto causado por la pandemia o de las medidas de prevención adoptadas.

El alto funcionario de la OMS indicó que también se mantiene la recomendación sobre la conveniencia de vacunarse contra la gripe, como medida de precaución especialmente entre los grupos de mayor riesgo.

Hasta la fecha, 300 millones de personas han sido vacunadas contra la gripe A en el mundo, "con un registro de seguridad excelente", en tanto que los últimos reportes apuntan a un "alto grado de efectividad (de la inmunización), entre el 70 y el 75 por ciento".

Por esas razones "la OMS sigue apoyando la vacunación", subrayó Fukuda.

El pasado septiembre, el organismo sanitario internacional recomendó para la temporada de gripe 2010 en el hemisferio sur una vacuna trivalente, que contiene tres cepas virales, la pandémica más dos de la gripe estacional.

Entre tanto, se indicó que el "comité de emergencia" se reunirá dentro de algunas semanas, sin precisarse cuándo, para revisar nuevamente la conveniencia o no de pasar a la fase de "post-pico".

En vista de esto, la OMS reafirmó tres recomendaciones temporales: a los países, que no cierren sus fronteras ni restrinjan el comercio internacional y que se mantengan vigilantes ante cualquier brote inusual de casos con síntomas de gripe o pulmonía severa; y a los ciudadanos, que de encontrarse enfermos sería prudente retrasar cualquier viaje inminente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios