Las ONG que trabajan en Malí y Burkina Faso refuerzan sus medidas de seguridad

  • Diversas embajadas alertan a los cooperantes del peligro creciente de sufrir secuestros

Intermón-Oxfam e Intervida han reforzado las medidas de seguridad para proteger a sus cooperantes por el riesgo de secuestro a manos de grupos armados islamistas, tras recibir alertas de las embajadas francesa y estadounidense en Malí y Burkina Faso, así como del Ministerio español de Exteriores .

La coordinadora de Ayuda Humanitaria de Intermón-Oxfam, Elena Sgordati, ha revelado que tanto la Embajada francesa como la norteamericana en Burkina Faso han alertado a las ONG sobre la reactivación de grupos terroristas en la frontera con Mali, donde la entidad tiene un proyecto de seguridad alimentaria.

"Hemos revisado nuestros protocolos de seguridad", dijo Sgordati, y explicó que han trasladado a los expatriados occidentales a zonas de menos riesgo, mientras que en la frontera con Malí han situado a cooperantes originarios de otros países africanos y a personal local, por no tratarse de un blanco preferente.

Sobre los recientes secuestros de extranjeros, Intermón asegura que no ha afectado sus proyectos, pero que les obliga a ser más rigurosos. "Hemos hecho un análisis continuo de la información sobre el terreno y de la conveniencia de utilizar transportes públicos; hemos revisado la seguridad de las rutas y determinado los lugares de riesgo; tenemos un registro de los incidentes en el país, y conocemos en todo momento la localización del personal local", detalla.

"Las entidades deben tomarse la seguridad en serio, porque no todos perciben de forma positiva la ayuda que llevamos" y apuntó que lo sucedido es una "lección muy importante" para los convoyes solidarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios