Obama promete ayudar a Alabama a recuperarse de los devastadores tornados

  • Las autoridades confirman que el balance de muertos en los seis estados afectados llega a 300

El presidente estadounidense, Barack Obama, prometió ayer ayudar al estado sucreño de Alabama a recuperarse de los devastadores tornados de los últimos días, durante una visita a las zonas más afectadas.

"Quiero hacer un compromiso con las comunidades de aquí, vamos a hacer todo lo posible para ayudar en la reconstrucción de estas comunidades", aseguró el líder de EEUU después de recorrer barrios arrasados en la ciudad de Tuscaloosa. "Nunca he visto una devastación como ésta". se lamentó.

"No podemos traer de regreso a los que se han ido, están junto a Dios en este momento", dijo en referencia al más de un centenar de víctimas que se contabilizan sólo e este estado. "El daño a la propiedad, que es obviamente amplio, es algo respecto a lo cual podemos hacer algo", apostilló Obama.

Con los días, el balance de muertos sigue aumentando. Ayer ya se hablaba de al menos 300 fallecidos en los seis estados del sur de Estados Unidos que fueron azotados por el temporal de lluvias y tornados de los últimos días, según indicaron ayer las autoridades.

Alabama, el estado más damnificado por estas tormentas, cuenta ya 230 muertos y un millón de personas están sin electricidad intentando recuperar lo que queda de sus pertenencias por miedo a que haya saqueos, como ocurrió tras el huracán Katrina.

Para evitar este problema, el gobernador de Alabama, Robert Bentley dijo que reforzaría la seguridad en Tuscaloosa y pidió al Gobierno que "envíe a esta ciudad un refuerzo de 500 hombres de la Guardia Nacional", para sumarse a los 300 que ya están desplegados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios