Optimismo para salir de la crisis

  • Cámaras de Comercio, empresas, caras conocidas y otras que no lo son tanto han puesto en marcha la Fundación Confianza, que ha lanzado la campaña 'Esto sólo lo arreglamos entre todos'.

Comentarios 10

Sube el paro, suben los impuestos, suben los precios (por mucho que el IPC diga que no lo hacen) y, en definitiva, sube la desconfianza y baja la esperanza de que España, su economía y de paso la de los españoles salgan de una vez de una crisis que va camino de convertirse en algo más que un bache pasajero. Día tras día, los medios de comunicación (también éste) lanzan a los pobres y atribulados ciudadanos más y más datos económicos (casi siempre malos) y una míriada de previsiones (casi siempre malas) de supuestos expertos que tratan de vaticinar cuándo mejorará la cosa. Y mientras más de cuatro millones de españoles (y otros muchos que, aunque trabajen, también pasan apuros) hacen cuentas y más cuentas para estirar sus cada vez más escasos recursos, los políticos se enzarzan una y otra vez en discusiones estériles que no llevan a nada y en vanas propuestas de pactos cuya eficacia casi nadie tiene claro.

Pero en este panorama tan desalentador hay quien se empeña en luchar contra el pesimismo, en buscar soluciones, no ya globales, sino domésticas, para intentar que todo sea un poco menos oscuro. Ese es el propósito de la Fundación Confianza, una iniciativa de las Cámaras de Comercio sin ánimo de lucro y al margen de toda filiación política que, apoyada por diversas empresas y organizaciones, pretende restaurar precisamente la confianza de los ciudadanos, en cuyas manos, dicen, puede estar la salida a todo este lío.

Esta fundación, que busca reunir y difundir "buenas noticias", historias de "gente que cree en sí misma y lo demuestra a diario desafiando la crisis" para inspirar al resto de ciudadanos, acaba de lanzar la campaña Esto sólo lo arreglamos entre todos, que ya se publicita en autobuses y marquesinas por muchas ciudades y que cuenta con una web que recoge y canaliza esas historias (en texto y vídeo) y desde la que animan a quien lo desee a que se sume al grupo de personas "que quieren arreglar esto" (ya van casi 9.000 adhesiones).

En la web se pueden enviar preguntas a Alex Rovira, autor de libros como La buena suerte y La buena crisis, o a Leopoldo Abadía, autor de La crisis ninja, el libro que explicaba a los profanos el origen de esta crisis, y del recientemente publicado La hora de los sensatos. También se puede leer y escuchar el testimonio de emprendedores como el panadero Xavier BarrigaNunila López y Myriam Cameros, que editaron su propio libro, o Dolores Escalona, que hizo de un negocio agrícola una cooperativa que exporta el 95% de su producción y además es alcaldesa de su pueblo. Entre la nómina de caras conocidas están Juan Manuel Montilla, El Langui, cantante del grupo La excepción, o el diseñador Javier Mariscal, que admite que se ha arruinado "cuatro o cinco veces, pero al final se sale".

Puede que esta iniciativa no sirva de nada. Puede que no arregle el PIB, ni el paro, ni el IPC, que los sueldos no suban nunca más, que tengamos que trabajar hasta los 80 años y que España termine como Grecia (o peor), pero al menos esta propuesta puede ser un refugio para quienes estén cansados de quejarse día tras día de la crisis como si no se pudiese hacer nada contra ella. Se puede hacer algo, y ya hay quien lo está haciendo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios