El PP avisa de que una ley del aborto a plazos es "inconstitucional"

  • Los populares creen, además, que "no cumpliría" el objetivo de reducir el número de interrupciones.

Comentarios 6

La diputada nacional del Partido Popular y ponente del Grupo parlamentario popular en la Comisión del Aborto, Lourdes Méndez, se mostró contraria a la ley de plazos del aborto por ser "inconstitucional", ya que, a su juicio, es un "atentado contra la vida". Además, los populares creen que "no cumpliría" el objetivo de reducir el número de interrupciones

Méndez apuntó que "ha quedado demostrado que es un mal, tanto físico como psíquico, para la mujer", y que "España es el país de la UE donde más crece el número y donde más rápido aumenta el número de abortos". De tal forma, sentenció, "de seguir así, nos pondríamos a la cabeza en tan sólo cuatro o cinco años". Y es que "los abortos en España se han multiplicado por tres, sobre todo en niñas de 15 años", aseveró. 

De este modo, Méndez, que explicó en rueda de prensa las conclusiones de esta Comisión y el voto particular del PP, que presentaron ayer, manifestó que "si algo se ha quedado unánimemente claro por todas las personas que han comparecido en dicha subcomisión es que el aborto frustra una vida humana". A su parecer, una ley de plazos "no cumpliría" el objetivo de reducir el número de abortos, porque "lo aumentaría y sería engañoso, ya que induciría a la mujer a pensar que el aborto es un derecho y que no tiene consecuencias negativas para la madre". A lo único que beneficia, continuó, "es a las clínicas que se lucran con los abortos que producen". Tras lo que llamó al Gobierno central a que "sea responsable" y ponga los remedios "para intentar evitar o reducir el número de abortos". 

Méndez, que recordó que esta comisión nace a finales de octubre "por la voluntad" del Grupo Parlamentario Socialista en contra del popular, "se vio finalmente reducida en sólo dos meses en lugar de hasta el mes de mayo, como estaba previsto". "Se da así el cerrojazo a la subcomisión porque el debate que se está produciendo es un debate que socialmente no se gana", añadió.

Desde el PP, se ha hecho "un voto particular", explicó, donde se afirma su "defensa ética y política a la vida, porque así lo señala nuestra Constitución". Y es que, aseguró, "el año 2007 se cerró con  112.138 abortos en España", según fuentes del Ministerio de Sanidad y Consumo. "Esto supone que se incrementó en un 10,3 por ciento desde 2006 y que somos el país que más crece de la UE", manifestó. De tal manera, advirtió, que "en cuatro o cinco años nos situaríamos a la cabeza de toda la Unión Europea en el número de abortos".

Los números "son tales que desde hace diez años los abortos se han multiplicado por cuatro en las niñas menores de 18 años; de hecho en el 2007 se produjeron 500 abortos en niñas de 15 años". Y ante, esto, continuó, el Grupo Parlamentario Socialista propone que "no exista consentimiento paterno para producir los abortos en estas menores". 

Los socialistas "vuelven la espalda hacia lo que científicamente se ha mostrado como cierto, y es que existe un síndrome postaborto de carácter físico y psíquico que deja unas secuelas en la mujer importantes". 

A su juicio, "se ha querido evitar el reconocer que existen esas secuelas y que la mujer ve muy limitada su libertad cuando quiere abortar", porque "las clínicas no informan suficientemente", además, "en muchos casos acuden a ellas presionadas". "No existe interés de ayudar a las mujeres, ni de resolver un problema, sino un interés de carácter económico", sentenció. También se ha demostrado que no tienen otras alternativas al aborto". Méndez criticó que se haya querido "vender el aborto como un derecho", porque "supone engañar nuevamente a las mujeres, ya que induce a creer que el aborto es bueno y no tiene consecuencias negativas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios