El PP empieza el trámite para que las menores no puedan abortar sin permiso

  • Hernando afirma que la iniciativa da cumplimiento al programa electoral del PP y responde a un "consenso social".

Comentarios 65

El grupo parlamentario popular ha iniciado el trámite para impedir que las menores puedan abortan sin permiso paterno y lo ha hecho a través de una proposición de ley que ha registrado en el Congreso de los Diputados, que ha provocado las críticas de la oposición y asociaciones.

El portavoz del grupo, Rafael Hernando, ha comparecido en rueda de prensa en la Cámara Baja para exponer la iniciativa que, según ha dicho, da cumplimiento al programa electoral del PP y responde a un "consenso social". La intención del grupo es debatir y aprobar la proposición antes de que finalice el actual periodo de sesiones, como muy tarde a finales de marzo, dado el cupo de iniciativas parlamentarias que tiene el PP.

Hasta ahora dos leyes han regulado la interrupción voluntaria del embarazo en España: la primera, de 1985, despenalizó el aborto en varios supuestos, y la vigente, de 2010, es una ley de plazos. En el texto registrado, el PP sostiene que el que las menores de 16 y 17 años se encuentren acompañadas de sus representantes legales es "fundamental" para situaciones de "vital importancia e impacto futuro", como el aborto. Por ello suprime la posibilidad de que éstas puedan prestar el consentimiento por sí solas, como recoge la actual legislación aprobada en 2010 bajo el gobierno del PSOE, con lo que necesitarán "además de la manifestación de su voluntad, el consentimiento expreso de los titulares de la patria potestad". Las menores que quieran abortar y no obtengan el consentimiento deberán acudir a la vía judicial.

En este sentido, la diputada del PP Marta González ha cifrado en menos de 150 las menores que han abortado en el último año, cifra que incluye a quienes lo han hecho con o sin consentimiento, y ha reconocido que el número de las que lo hacen sin autorización es "muy pequeño". Respecto al consenso en el PP, Hernando ha negado que haya discrepancias en torno a la modificación de la ley, ya que ésta formaba parte del programa electoral, y fue anunciada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "Discrepancias en mi grupo no las hay, ni las va a haber; sí es posible que las haya en otros grupos", ha sentenciado Hernando, quien ha apuntado que, durante la tramitación de la actual ley, diputados del PSOE se mostraron en contra de que las menores pudieran abortar sin el consentimiento paterno.

Ha señalado que la falta de consenso social hizo que el Gobierno rechazara reformar en profundidad la ley del aborto y ha abogado por "intentar ser independiente de las convicciones morales o religiosas de cada uno" y "no imponerlas a través del procedimiento civil". Sobre este asunto, ha esperado que "algunos" den libertad de voto a sus diputados a la hora de votar la propuesta en el Congreso.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, antes de comparecer en la Comisión de Igualdad de la Cámara Baja ha considerado "razonable" la fórmula jurídica elegida por el PP para reformar la ley y ha destacado que es "una garantía" que una menor pueda estar acompañada de sus padres cuando se enfrenta a una situación "tan tremenda" como el aborto.

La presentación del texto ha tenido contestación inmediata por parte de la oposición y de las asociaciones. La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Montón, ha rechazado el texto por considerar que "va a dejar en la más absoluta indefensión a las mujeres más jóvenes y vulnerables", mientras que la diputada de IU Ascensión de las Heras ha acusado al PP de "hacer trampas", meter la reforma "por la puerta de atrás" y legislar "en contra de los derechos humanos y contra las mujeres".

Por su parte, el PNV estudiará la propuesta aunque ha recordado que no está de acuerdo con el punto concreto de la ley que ahora se quiere modificar y UPyD ha dicho que duda mucho que su partido pueda apoyar esa "chapuza". Tanto ERC como BNG y Amaiur también han mostrado su desacuerdo, así como las asociaciones de mujeres, que han opinado que es innecesario y abocará a las menores más vulnerables al aborto clandestino poniendo en riesgo sus vidas.

La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (Acai) ha asegurado que la reforma deja desprotegidas a unas cuatrocientas menores que abortarán de forma clandestina. Las asociaciones provida, como Foro de la Familia y Derecho a Vivir, también lo han rechazado al criticar que sólo se modifique ese aspecto de la ley y la han tildado de "burla y broma macabra" porque no protege la vida. Save the Children ha instado a respetar los derechos de las menores a ser escuchadas y a que su opinión sea tenida en cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios