El Papa pide solidaridad con los inmigrantes africanos

  • Benedicto XVI se muestra comprensivo con los gitanos que ocuparon una basílica

El papa Benedicto XVI pidió ayer que sean acogidos los inmigrantes y refugiados que desde África se dirigen a Europa huyendo de los conflictos en sus países, que la diplomacia y el diálogo ocupen el lugar de las armas en Libia y que se favorezca el acceso de las ayudas humanitarias a ese país.

Ante unas 150.000 personas que llenaron la plaza de San Pedro, el Papa pronunció el Mensaje Pascual en el que repasó la situación en el mundo y aseguró que la resurrección de Cristo "no es fruto de una especulación, de una experiencia mística, sino que es un acontecimiento que sobrepasa la historia".

Benedicto XVI subrayó que la resurrección da fuerza y significado a toda esperanza humana, deseos y proyectos, pero que "mientras en el cielo todo es paz y regocijo, aquí, en nuestro mundo, el aleluya pascual contrasta con los lamentos y el clamor que provienen de tantas situaciones dolorosas: miseria, hambre, enfermedades, guerras, violencias".

Su pensamiento fue hacia las personas que huyen de las guerras y hambre en África y buscan un futuro mejor en Europa y pidió que la solidaridad de todos llegue a los numerosos inmigrantes y refugiados que provienen de diversos países africanos, que "se han viso obligados a dejar sus afectos más entrañables".

Benedicto XVI también expresó su solidaridad con el centenar de gitanos que ocuparon la basílica de San Pablo Extramuros de Roma tras ser desalojados de un asentamiento ilegal de la capital y que, por intervención del Vaticano, serán realojados en un centro de Cáritas.

El Ayuntamiento de Roma propuso a los gitanos darles una ayuda económica de mil euros si volvían a su país. A los que se negaran los alojaría de manera separada: a los hombres en un centro social de la ciudad y a las mujeres y niños en otro en la afueras de Roma.

Ayer, según precisó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, se alcanzó un acuerdo con la mediación de Caritas: las familias serán alojadas en un centro gestionado por una cooperativa social para que puedan permanecer unidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios