La Policía alerta del auge del timo del secuestro virtual

La Policía Nacional ha alertado de una estafa telefónica en la que falsos secuestradores simulan el rapto de una persona y contactan con sus familiares por teléfono a los que exigen entre 350 y 5.000 euros por la liberación.

Los falsos secuestradores se dedican a buscar víctimas por teléfono para exigirles una elevada cantidad de dinero por la puesta en libertad de un familiar al que supuestamente han secuestrado. Más de una decena de personas denunciaron los hechos tras recibir llamadas telefónicas, según detalló el comunicado.

La estafa se basa en simular el secuestro de un familiar o persona allegada y exigir el pago de una cantidad de dinero para la supuesta liberación. Los falsos secuestradores pueden llegar a obtener datos del entorno de la víctima en las redes sociales para tratar de dar verosimilitud a la llamada, advirtió la Policía. Los estafadores tratan de convencer a la víctima de que el secuestro se ha producido, para lo que utilizan amenazas, presiones y hasta llegan a poner al teléfono al supuesto secuestrado para que, entre lamentos, reclame el pago.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios