Primer ataque de un oso a una persona desde su reintroducción en el Pirineo catalán

  • Piden que se retiren los ejemplares del Val d'Aran tras ser herido en una pierna y un brazo un cazador.

Comentarios 6

La consellería de Medio Ambiente pidió este jueves "calma" tras el primer ataque cometido por un oso a una persona desde la reintroducción de la especie en el Pirineo catalán y advirtió que antes de tomar cualquier decisión se tienen que analizar en profundidad las causas del asalto sufrido este mediodía por un cazador en Les.

La osa que ha protagonizado el ataque ha sido identificada como Hvala, que llegó al Pirineo en la última reintroducción de 2006.

Hvala atacó este jueves a un cazador en Les (Lleida), a quien mordió en una pierna y le aranó en un brazo, en lo que supone el primer ataque de un plantígrado a un humano desde que estos animales se reintrodujeron en el Pirineo catalán, en 1996, lo que ha llevado al Síndic de Arán, Francès Boya, a exigir la retirada de todos los ejemplares de osos que hay en Val d'Aran.

La directora general de Medio Natural de la consellería de Medio Ambiente, Núria Buenaventura, ha lamentado estos hechos, ha enviado un mensaje de calma y ha pedido que no se tomen "decisiones en caliente".

En este sentido, ha remarcado que en doce años éste ha sido el primer ataque de un oso a un humano, lo que cree que demuestra que el hecho de que un plantígrado ataque a un humano "no es normal" y supone un hecho "muy extraordinario".

"Antes de tomar cualquier decisión, tenemos que examinar detalladamente qué ha ocurrido", ha subrayado Buenaventura, que ha destacado que las gestiones del conseller Francesc Baltasar han permitido convocar una reunión el próximo lunes con el Ministerio de Medio Ambiente, la Generalitat y el Conselh Generau d'Aran para analizar la situación y tomar decisiones.

Hasta entonces, los agentes rurales ya han iniciado batidas en la zona donde se ha producido el ataque -en la montaña del Portet, a unos 1.200 metros de altura-, para tratar de localizar a la osa y descubrir si ésta sufre algún tipo de herida que pueda justificar su comportamiento violento.

Además, la Generalitat también quiere conocer la versión del cazador afectado, un vecino de Les ya jubilado, que ya ha sido dado de alta tras recibir siete puntos de sutura en una pierna y otros siete puntos en un brazo.

Según ha informado el Conselh Generau, al parecer, el cazador, que se encontraba sólo acompañado por su perro, ha visto a un gran oso pardo que pasaba frente a él, a tan sólo dos metros de distancia.

El hombre ha empezado entonces a proferir todo tipo de gritos con el objetivo de asustar al plantígrado y evitar que se le acercara.

Sin embargo, la osa, lejos de alejarse, se ha abalanzado sobre el cazador, al que ha arañado con sus grandes zarpas en un brazo y posteriormente le ha mordido en una pierna.

El cazador ha podido finalmente parar el ataque y zafarse del acoso del plantígrado, al que ha asustado disparando dos veces al aire con su escopeta de caza.

Según Buenaventura, los expertos recomiendan que cuando se esté frente a un oso se mantenga el silencio para no asustar al animal y se hagan movimientos con los brazos para ganar corpulencia y así desistir al plantígrado de un posible ataque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios