Querella de familiares de los mineros contra el Estado chileno

  • También acusan a los dueños del yacimiento de cuasi homicidio por el derrumbe

Los familiares de algunos de los 33 mineros atrapados en el norte de Chile presentaron ayer dos querellas contra San Esteban, la empresa propietaria de la explotación de San José, y el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) por prevaricación, lesiones y cuasi homicidio.

Un grupo de 20 familias demandó a Alejandro Bohn y a Marcelo Kemeny, dueños de San Esteban, por un delito de cuasi homicidio debido al riesgo que corrieron las vidas de los mineros tras el derrumbe de la explotación de oro y cobre el pasado 5 de agosto.

Además, Carolina Narváez, esposa de Raúl Bustos, se querelló también contra el Sernageomin por un delito de lesiones y otro de prevaricación, al considerar que la licencia de reapertura de la mina en 2008 se concedió de forma irregular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios