Rajoy promete la colegiación obligatoria para médicos y enfermeras

  • El presidente del PP opina que estos órganos son "claves" porque "guían la conducta de los profesionales".

Comentarios 1

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado este viernes que el programa de su partido para las próximas elecciones autonómicas y municipales incluirá la "obligatoriedad" de colegiarse para médicos y enfermeras.

Esta propuesta de Rajoy contraviene lo previsto en el proyecto de Ley de Servicios Profesionales que prepara el Ministerio de Economía y que permitiría a los profesionales de la sanidad pública no colegiarse, dejando su actividad en manos de los gestores de los centros sanitarios.

El líder popular ha hecho estas declaraciones en la Cumbre Mundial Médico-Enfermera, en la que han participado nueve países, para dar muestra de que en la mayoría del mundo es obligatorio colegiarse para ejercer esta profesión.

En opinión de Rajoy, los órganos colegiados "guían la conducta de los profesionales" y son "un elemento clave" para la toma de decisiones con "autonomía y responsabilidad".

Los presidentes del Consejo General de Médicos y Enfermeros, Juan José Rodríguez Cendín y Máximo González Jurado, respectivamente, han hecho hincapié en el peligro que supone dejar los criterios deontológicos y de calidad en manos de los gestores de la sanidad pública.

Especialmente, han agregado, ante los recortes que ha iniciado la Generalitat de Cataluña y que, en opinión de ambos, serán "mimetizados" por el resto de las comunidades después de los comicios del 22 de mayo.

"Estamos muy lejos de la senda de los recortes salariales impuestos por el Gobierno", ha aseverado Rajoy, quien ha prometido una política para incentivar el desarrollo profesional de los trabajadores sanitarios, así como un nuevo modelo de atención primaria.

Ante la situación que genera una "indeseable incertidumbre", el líder del PP se ha comprometido a tomar decisiones que hagan avanzar el Sistema Nacional de Salud en "mayor flexibilidad y autonomía de gestión".

"Austeridad no significa, sin más, recortes", ha subrayado, para agregar que el nuevo escenario fiscal exige políticas que prioricen los gastos y evalúen su eficiencia y gestión.

Rajoy es partidario de recuperar el "espíritu y la letra" de la Ley de Cohesión del Sistema Nacional de Salud para "poner freno a las inequidades" del actual modelo autonómico, siempre, ha matizado, con la "complicidad de los profesionales".

El dirigente popular ha dicho que la deuda de la sanidad que ha dejado el Gobierno socialista asciende ya a 15.000 millones de euros, algo que, a su juicio, es "síntoma de una enfermedad para la que no se han aplicado soluciones".

"Es inútil intentar que los problemas se resuelvan solos", ha argüido Rajoy, quien ha lamentado que el Ejecutivo haya sustituido el Pacto por la Sanidad por un "listado de buenos propósitos".

Frente al escenario actual de escasez presupuestaria, ha recordado que cuando el PP llegó al Gobierno dedicaba a la sanidad 437 euros por persona y año, una cifra que se elevó hasta los 1.000 euros al final de su mandato.

El crecimiento de la población que ha triplicado la demanda asistencial, agregado a su envejecimiento con el consiguiente incremento de enfermos crónicos son algunos de los retos urgentes que el PP está dispuesto a asumir, ha expuesto.

Rajoy ha mostrado su disposición a trabajar para que el sistema sanitario siga siendo uno de los más valorados y de mayor calidad como reconoce la Organización Mundial de la Salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios