Reconstruyen el pene a un senegalés de 26 años

  • El éxito de la intervención radica en que consigue devolver "forma y función" al miembro, restituido completamente a partir de tejido del antebrazo.

Comentarios 4

Gracias a una nueva técnica quirúrgica de reconstrucción completa a partir de tejido subcutáneo obtenido del antebrazo, un senegalés de 26 años ha recuperado su pene tras sufrir una mutilación hace cinco años. Los responsables de la operación, especialistas de la Fundació Puigvert y el Hospital Sant Pau de Barcelona, celebraron el éxito de la intervención al conseguir reconstruir "forma y función" del miembro.

Tras una operación de diez horas, un equipo de médicos de la Fundación Puigvert, que trabajaba desde hace años en el desarrollo de esta técnica en colaboración con el Hospital Sant Pau, consiguió reconstruir totalmente el pene de un senegalés de 26 años mutilado desde hace cinco años en la guerra civil de Costa de Marfil.

Según explicaron los médicos, la intervención fue "muy compleja" puesto que se procedió a la reconstrucción del pene y su piel a partir de tejido subcutáneo del antebrazo del paciente, así como a la creación de una nueva uretra gracias a la propia piel del brazo.

De forma paralela, los médicos procedieron a la reconstrucción estética del glande, tras lo que unieron el pene con la femoral y la vena safena. Gracias a que el sistema genital reproductivo del paciente (testículos, próstata y vesículas seminales) estaban intactas, se consiguió preservar la sensibilidad del miembro y la posibilidad de alcanzar el orgasmo y la eyaculación.

Por otra parte, se le extrajo tejido de una zona del muslo, que no ha perdido movilidad, para recuperar el utilizado del brazo. La elección del antebrazo para esta técnica responde a que tanto la piel como el tejido subcutáneo son muy parecidos a los del pene. De esta forma, el director del Servicio de Andrología de la Fundación Puigvert, Eduard Ruiz Castañé, y el director del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Sant Pau, Jaume Masià, destacaron que la intervención fue un éxito al haber conseguido que el paciente recupere sus principales funciones sexuales, tener hijos sin problemas si es fértil y orinar de pie.

El joven deberá pasar de nuevo por el hospital dentro de seis meses para implantarle una prótesis hidráulica que le permitirá tener erecciones normales y realizar coitos con penetración.

El éxito cosechado en este paciente abre la puerta a futuras intervenciones similares en personas mutiladas o que hayan sufrido una amputación con motivo de un cáncer, explosiones o por heridas de arma. De hecho, el hospital tiene ya en cartera otros dos pacientes oncológicos con amputación de pene que podrían recibir la misma técnica.

No obstante, Masià explicó que el método utilizado "no es diferente" a otras cirugías reconstructivas, aunque lo que sí es novedoso es el haber podido reconstruir la "forma y función" del pene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios