La República Dominicana confirma el robo de niños haitianos

  • Las autoridades alertan de que muchos menores llegan al país para luego ser trasladados a Europa o Estados Unidos

Autoridades y organizaciones de la República Dominicana denunciaron ayer el robo y tráfico de niños haitianos que se está registrando en la frontera entre ambos países, tras el terremoto que devastó a Haití el 12 de enero.

Según las denuncias, muchos de los niños son llevados hacia la República Dominicana por la frontera norte de la provincia de Dajabón para ser transportados a países de América Latina, del Caribe, así como a Estados Unidos y Europa.

Las autoridades dominicanas de Migración en la zona norte calificaron de "grave" la situación y reconocieron que las calles de Santiago, la segunda ciudad en importancia del país, están llenas de niños haitianos.

Fuentes migratorias dijeron a Efe que debido a la fuerte presión que están recibiendo de comerciantes de Santiago y provincias vecinas, en ocasiones "para salir del paso envían inspectores para asustar a esos muchachos que siempre están acompañados de mujeres y adolescentes".

Sin embargo, subrayó que "no se puede hacer más porque las repatriaciones están suspendidas hasta nuevo aviso".

La fiscal del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes de Santiago, Antia Beato, señaló que se debe buscar una solución de manera urgente a lo que llamó "deprimente problema", aunque subrayó que la resolución del mismo tiene que involucrar a diferentes instituciones oficiales.

El ex director de Migración en la zona norte, Sabás Burgos, dijo que a corto y mediano plazo ese descontrolado tráfico de haitianos indocumentados, principalmente niños y adolescentes, tendrá un desenlace funesto para el país. Según Burgos, son miles de haitianos irregulares los que cruzan la frontera diariamente y muchos de ellos son niños, por lo que ya hay organismos internacionales que están presionando a las autoridades para que les expidan actas de nacimiento dominicanas.

Asimismo, criticó que el Gobierno "descuide" la educación y los albergues destinados a niños dominicanos para dársela a los que están siendo traficados de Haití, lo que, en su opinión, incentiva el tráfico.

"No es posible que Estados Unidos y las demás naciones de la región estén repatriando a haitianos, incluidos niños que entran a su territorio de manera irregular y las autoridades dominicanas no se atrevan a hacerlo", señaló el ex funcionario.

Una haitiana identificada como Calixta Bonfá Pié recuperó ayer con alegría a un hijo suyo de dos años que, según dijo, le fue robado cuando se encontraba frente a su casa en Puerto Príncipe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios