Sociedad

Rezar por los enfermos puede favorecer su curación, sobre todo si se está cerca del paciente

  • Un estudio de EEUU muestra "mejoras sorprendentes" en un grupo de pacientes con problemas de vista y oído de zonas rurales de Mozambique.

Comentarios 31

Investigadores del departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Indiana, en Bloomington (Estados Unidos), aseguran que rezar por una persona que está enferma puede servir de ayuda a su curación, sobre todo si se está cerca del paciente. De hecho, según publica en su último número la revista Southern Medical Journal, los resultados del estudio han mostrado "mejoras sorprendentes" en un grupo de pacientes con problemas de vista y oído de zonas rurales de Mozambique, donde las gafas y los audífonos son más inaccesibles y de los que hubo dos personas con problemas de oído que mejoraron su detección auditiva y otros tres mejoraron sus dioptrías.

En este país hay una fuerte presencia de la iglesia pentecostal, un movimiento evangélico derivado del protestantismo cuyos fieles tienen costumbre de rezar por su propia curación o por la de sus más allegados, hasta el punto de que se han creado grupos de oración especializados para determinadas patologías.

De este modo, y tras analizar a 14 personas con algún tipo de discapacidad auditiva y otros 11 con problemas de visión, observaron una mejora de su deficiencias tras haber recibido una oración de intercesión cercana. En concreto, hubo dos personas con problemas de oído que mejoraron su detección auditiva y otros tres mejoraron sus dioptrías. El autor de la investigación, el profesor Candy Gunther Brown, puso como ejemplo una anciana que era incapaz de ver los dedos de una mano en alto y, tras ser abrazada durante un minuto al tiempo que rezaban por ella, fue capaz de contar los dedos que veía.

El estudio reveló además que los beneficios eran mayores en comparación con el contacto físico que se establecía entre orador y enfermo. No obstante, este tipo de estudios sigue generando mucha polémica ya que son muchos los expertos que se niegan a ver rigor científico en estas investigaciones o rechazan que el motivo de la mejoría sea el rezo y no la sugestión. Por ello, Brown y su equipo proponen continuar con esta investigación para demostrar que "el rezo puede ser terapéuticamente beneficioso", sobre todo "cuando los tratamientos médicos convencionales son insuficientes o inaccesibles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios