Un año de cárcel para un joven que elogió en Tuenti el asesinato de dos guardias civiles a manos de ETA

  • La sentencia considera que "no cabe duda" de que los comentarios del condenado, al tener la red social un acceso "cuasi público" implican menosprecio a las víctimas.

Comentarios 2

La Audiencia Nacional ha condenado al gijonés Alberto Ortega Rivas a un año de cárcel por verter comentarios injuriosos y "brutales" contra miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) y de la Ertzaintza a través de la red social Tuenti, al creer que implican un menosprecio a las víctimas.

En una sentencia notificada, la sección primera de la Sala de lo Penal considera al acusado autor de un delito de enaltecimiento del terrorismo ya que para los magistrados "no cabe duda" de que con las expresiones que usó al comentar las fotografías que publicó otro usuario de la red social, "se hace elogios" de los asesinatos de dos guardias civiles el 30 de julio de 2009 en Calviá (Mallorca).

Según el tribunal, integrado por los magistrados Javier Gómez Bermúdez, Guillermo Ruiz Polanco y Javier Martínez Lázaro, se cumple el requisito de que el enaltecimiento se haga por cualquier medio de expresión pública o difusión, al considerar que el nivel de acceso del acusado en Tuenti es "cuasi público" porque no puede controlar cuántos usuarios acceden a la información que se cuelga.

Y se demuestra, según la sala, con el hecho de que fueron dos usuarios de la red social que no estaban en la lista de amigos del identificado como Gora Euskal Herria -en cuyas fotos hizo los comentarios injuriosos el condenado"- quienes denunciaron a Tuenti las imágenes y frases que se colgaban en ese perfil.

"Es verdad que los comentarios se producen en una red social a la que solo pueden acceder los que cumplen determinadas características, pero ello no implica que no se produzca difusión porque este concepto no es equiparable a público en general. Es sabido que las redes sociales pueden contar con decenas de miles de usuarios", sostiene la sentencia.

Para el tribunal, "lo importante" es que las fotos y las expresiones se publicaron "para su lectura por otros, que pudieron acceder a la información" y concluye que "no existen dudas" de que Ortega Rivas, como usuario de Tuenti, sabía que sus comentarios serían vistos por otras personas, "y era precisamente este el motivo por el que se colocaban".

La sentencia considera probado que el 10 de agosto de 2009 el condenado, a través del usuario Alberto Asturias Dixebra, comentó una foto en la que aparecían tres ertzainas y una imagen de un fuego colgada por Gora Euskal Herria y puso: "una pena que no ardiesen ellos".

Asimismo, diez días después, Ortega Rivas insertó otro comentario en otra imagen colgada también por el mismo usuario de varios miembros de la Policía autónoma vasca practicando una detención con el siguiente texto: "a ver si acaban como los picolos de Mallorca. Puxa Euskal Herria Libre y Socialista. Que siga la llucha".

Tras contestar Gora Euskal Herria a Ortega con un "estoy contigo Alberto, un tiro en la nuca y adiós, pero a todos", él le respondió el 23 de agosto diciendo: "claro que a todos, sean zipayos, picolos, munipas o policía española".

El mismo 20 de agosto, Ortega Rivas contestó a un comentario hecho por otro usuario distinto en una fotografía colgada por Gora Euskal Herria en el que se aludía a que es la policía la que debería ir a la cárcel.

"¿A la cárcel? Mejor volar como los picolos de Mallorca", indicó el acusado, que también aplaudió el asesinato de otros agentes. Durante el juicio, celebrado el pasado 20 de diciembre, el joven asturiano negó haber hecho esos comentarios, si bien los magistrados declaran probado que sí fue él y se basan en los datos facilitados por Telefónica, que confirmaban que la conexión de internet se realizó desde su casa.

También lo argumentan con el informe pericial sobre el clonado del disco duro de su ordenador en el que se hallaron sus datos personales y los de su cuenta de Tuenti.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios