Un fuego calcina una nave de palés en Pontevedra y obliga a desalojar dos casas

  • Las estimaciones sitúan las zona quemada entre 5.000 y 8.000 metros cuadrados, pero se evitó que el fuego llegase a una nave adyacente.

Un incendio ha calcinado en la madrugada de este jueves una fábrica de palés ubicada en el lugar de A Portaliña, en la parroquia de San Lorenzo de Oliveira, en Ponteareas (Pontevedra), y ha obligado a desalojar a los residentes de dos viviendas de las proximidades.

Según han informado fuentes de Bomberos de Ponteareas, sobre las 0:20 horas recibieron el aviso del 112 por un fuego, por lo que se trasladaron hasta la nave de palés, donde ya había "mucha temperatura" cuando llegaron y longitud de llamas alcanzaba 14 metros. Según ha informado la Axencia Galega de Emerxencias, la cantidad de material combustible almacenado en el interior de la nave "complicó enormemente" la extinción del incendio. El operativo de emergencias se activó gracias a las llamadas de varios vecinos que se dieron cuenta del incendio. Dada la magnitud del fuego, además de bomberos de Ponteareas, también se desplazaron hasta el lugar dotaciones de O Porriño, de Mos, de O Salnés, O Morrazo y Ribadumia, así como una carroceta y dos brigadas de Medio Rural, voluntarios de Protección Civil de Mos y O Porriño, y agentes de la Guardia Civil. El alcalde de Ponteareas, Xosé Represas, también acudió a la zona.

Allí fue necesario desalojar durante un tiempo a los vecinos de dos viviendas ubicadas frente a la nave que, de hecho, se vieron afectadas por el calor y tuvieron que ser refrescadas. Además, aunque el fuego se concentró en la nave, hubo un escape de llamas hacia una zona forestal, de la que se ocuparon los efectivos de Medio Rural. Durante las labores de extinción hubo alguna explosión, pero no derivó en daños. Además, la Guardia Civil impidió pasar a los vecinos que acudieron hasta el lugar, hasta donde también se desplazaron los dueños y empleados de la nave, que llegaron a colaborar para retirar algunos palés. El jefe del Parque de Bomberos de O Porriño, Marcos Araújo, ha indicado que el fuego está controlado desde en torno a las 3:30 horas y en estos momentos sigue ardiendo, aunque se considera que no supone riesgo. Posteriormente, ha indicado, terminarán de apagarlo y sólo tendrán que retirar las cenizas con agua. En la zona continúan un retén de bomberos de Ponteareas y efectivos de Medio Rural.

A consecuencia de las llamas, quedó totalmente calcinada la propia nave, una zona de almacenaje de palés, la maquinaria del interior, el techo y unas oficinas, pero logró evitarse que el fuego llegase a una nave adyacente. En total, estiman que la zona quemada asciende a entre 5.000 y 8.000 metros cuadrados. La Axencia Galega de Emerxencias ha informado de que, además de movilizar a un amplio dispositivo para controlar este incendio, también se dio aviso a Unión Fenosa, puesto que es necesario suspender el suministro en la zona mientras duran las labores de extinción del fuego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios