La ola de calor no desaparece aunque se atenuará a mediados de semana

  • El jueves, viernes y sábado las temperaturas descenderán, pero a partir del domingo se recuperarán con máximas otra vez muy altas en casi toda la península.

La entrada de aire frío por el oeste a partir del jueves desplazará las altas temperaturas de los últimos días pero la ola de calor no desaparecerá, sólo se verá atenuada, ha explicado la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ana Casals. Los modelos de predicción prevén que el jueves, viernes y sábado las temperaturas descenderán paulatinamente de oeste a este entre 6 y 8 grados centígrados, pero a partir del domingo se recuperarán con máximas otra vez muy altas en casi toda España, ha manifestado Casals, para quien es prematuro señalar el fin de esta ola de calor. Mientras ese descenso tan esperado llega, este lunes el calor seguirá afectando con fuerza a zonas del este, centro y sur peninsular con especial incidencia en ciudades como Zaragoza, Madrid o Córdoba donde las temperaturas máximas oscilarán entre los 38/42º C.

Casals ha señalado que este lunes y este martes se iniciará un ascenso progresivo de las temperaturas, algo más acusado en áreas de la mitad norte peninsular y más ligero en el sur y zona centro, con lo que las temperaturas máximas superarán de nuevo los 40º C en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. En el resto de las zonas interiores de la Península e interior de las isla de Mallorca las máximas podrán superar los 35 grados mientras que las zonas costeras verán aliviadas su máxima por las brisas; las mínimas se mantendrán en general por encima de los 20º C superando los 25º C en las mismas zonas detalladas para las máximas. A este respecto la meteoróloga ha detallado que la noche más cálida se espera en las provincias de Alicante, Almería, Barcelona y Madrid, donde los termómetros registrarán 24 grados centígrados; la noche más fresca la tendrán en Bilbao, Pamplona y en Vitoria con 13º C, seguida de Burgos y Pontevedra con 14º C.

Para este lunes la Aemet mantiene activada la alerta naranja o amarilla en treinta tres provincias de diez comunidades por máximas que podrán alcanzar valores entre 39/40 grados centígrados en amplias áreas del sur, centro e interior de la Península. Así en Córdoba, Jaén, Sevilla, Ciudad Real, Toledo, Ávila, Salamanca, Madrid, Badajoz y Cáceres tienen activado el aviso naranja por calor sofocante.

Este martes sube el calor sobre todo en gran parte del sur, centro y este peninsular y en amplias zonas de Castilla y León. Por capitales de provincia la máxima se registrará en Córdoba, con 42 grados; Sevilla y Toledo, con 41 grados; Ciudad Real, con 40 grados, y Badajoz, Cáceres, Granada, Jaén, Lleida y Madrid, con 39; en Albacete, Cuenca, Guadalajara, Huesca, Murcia, Ourense, Salamanca, Valladolid, Zamora y Zaragoza se esperan entre 37/38 grados.

La noche más calurosa la tendrán en Alicante, Almería y Jaén, con 24 grados, mientras que en Castellón, Cádiz, Ciudad Real, Girona, Madrid, Málaga, Tarragona y Valencia el termómetro no bajará de los 23 grados.

Ante esta serie de temperaturas máximas, la Agencia de Meteorología mantiene activado para este martes la alerta por intenso calor en treinta y cinco provincias de las que Córdoba, Jaén, Sevilla, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Toledo, Ávila, Salamanca, Madrid, Badajoz y Cáceres siguen en alerta naranja.

El miércoles, las temperaturas seguirán subiendo en la cuenca del Ebro y podrán alcanzar los 40 grados en el centro del valle, mientras que en el resto de zonas se mantendrán con pocos cambios, aunque se iniciará un descenso en Galicia.

Si las temperaturas siguen dando valores tan altos, el mes de julio finalizará con una media de temperaturas que probablemente "asustarán", ha apuntado la meteoróloga.

En cuanto al Cantábrico, numerosas zonas de Galicia y las Islas Canarias, de momento, quedan al margen de este episodio de calor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios