El cambio de temario en las oposiciones abre un frente político

  • El Ministerio de Educación deroga a través del BOE los contenidos que había aprobado el anterior Ejecutivo en noviembre. La Junta critica al Gobierno por obstaculizar las pruebas previstas para junio.

Comentarios 76

Las oposiciones de Secundaria se han convertido ya en un motivo de confrontación entre el Gobierno y la Junta. A la disconformidad del Ejecutivo central con la convocatoria de acceso a la función docente en Andalucía se une ahora el cambio de temario en estas pruebas que fue comunicado este martes por el Ministerio de Educación a través del Boletín Oficial del Estado (BOE) sin previo aviso. El departamento que dirige José Ignacio Wert justifica la decisión en la modificación anunciada sobre el sistema de acceso a la docencia y en la propuesta aceptada por la mayoría de las comunidades para no convocar este año oposiciones.

Estas escuetas explicaciones no convencen al Gobierno andaluz, que considera que con la nueva orden se pretende obstaculizar las oposiciones de Secundaria convocadas para junio en la comunidad. Los sindicatos también han criticado que la sustitución del temario se realice sin consenso y lamentan que se use la enseñanza como arma de confrontación. Fuera del ámbito político los principales perjudicados son los opositores que ya habían comenzado a estudiar los contenidos previstos y las academias que los preparan, que tendrán que volver al temario de 1993.

Un cambio que nadie esperaba. El anuncio de la derogación de los contenidos que fueron aprobados el pasado 15 de noviembre por el anterior Ejecutivo socialista para acceder a la función pública docente ha sorprendido a todos los agentes de la comunidad educativa tanto por la forma en la que se ha realizado -sin comunicación previa por el Ministerio de Educación- como por los efectos que puede acarrear en las comunidades que ya han convocado oposiciones. Estos temarios han estado en vigor menos de 40 días: desde el 1 de enero hasta ayer, cuando el BOE publicaba la orden en la que se volvía a los contenidos antiguos, la mayoría de los cuales datan de 1993. El Gobierno expone en dicha normativa dos razones para justificar el cambio. Por un lado, recuerda la intención anunciada la semana pasada en la última conferencia sectorial de revisar el sistema de acceso al cuerpo de maestros y profesores para que ingresen en él "los mejores profesionales, primando el mérito y la capacidad". En este sentido, la Administración central aclara que "en la medida en que la configuración de las pruebas y el contenido de los temarios constituyen un elemento clave de estos procesos selectivos, no pueden resultar ajenos a esta revisión". En segundo lugar, la orden señala el "actual marco de austeridad y restricción del gasto" que ha provocado que la "mayoría" de las administraciones educativas acepten la "recomendación" del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que propuso no convocar oposiciones durante este año y acumular las plazas correspondientes a la oferta de empleo público de 2013.

La medida afecta a las tres comunidades que ya habían convocado oposiciones para este año, antes, incluso, de que expirara 2011: Cantabria, País Vasco y Andalucía, donde la oferta es de 2.389 plazas para 53 especialidades. A menos de cinco meses de que se celebren las pruebas -no existe aún fecha concreta pero se estima que serán a finales de junio- esta derogación afecta de lleno a los aspirantes a ocupar estos puestos. El hecho de que Andalucía presente la mayor oferta de empleo público y la actual situación económica provocarán que sean muchos los opositores que se presenten. No en vano, en las últimas oposiciones de Secundaria, en 2010, el número de aspirantes fue de 38.420 para 4.119 plazas.

La confrontación política no se ha hecho esperar y el propio presidente de la Junta ha criticado al Gobierno por el poco "talante" que ha demostrado con la derogación. La Consejería de Educación ha calificado de "recurrible" la nueva orden, proceso que no iniciará para no "perjudicar" a los opositores. No sólo la Administración andaluza ha criticado el cambio de temario, la titular de Educación en el País Vasco, Isabel Celaá, también ha calificado de poco "respetuosa" la decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios