El cardenal Bertone pide a los curas pederastas que reconozcan sus culpas

  • El Papa se reúne con los obispos irlandeses para hablar de los casos de abusos sexuales · Después de estos encuentros, más prelados podrían dejar sus puestos

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, dijo ayer que es necesario que los curas pederastas "reconozcan sus culpas, ya que de las pruebas puede llegar la renovación interior".

Bertone hizo esta afirmación durante la misa celebrada ayer por la mañana en las Grutas Vaticanas antes del comienzo de la reunión que mantendrán hasta hoy el Papa y los miembros de la Curia con representantes de la Conferencia Episcopal Irlandesa para analizar de nuevo los abusos cometidos durante años a menores por curas católicos en ese país y afrontar los problemas creados.

"Las pruebas más duras y humillantes para la Iglesia son las que provienen de su interior, sobre todo cuando ve implicados a algunos de sus miembros en actos execrables. Pero de las pruebas puede venir la renovación, a condición de que el pecador reconozca sus propias culpas", dijo Bertone.

El número dos del Vaticano agregó que las tormentas dan miedo, sobre todo aquellas que sacuden a la Iglesia por culpa de los pecados de sus miembros, pero precisó que de ellas, por la gracia de Dios, puede llegar la gracia de la conversión y una fe más grande.

El cardenal, no obstante, agregó que la tormenta "más peligrosa es la que toca los corazones de los creyentes, sacudiendo su fe y amenazando su capacidad de confiar en Dios". Bertone pidió a los sacerdotes implicados en estos casos que deben evitar "la insidiosa tentación del diablo, como es perder la confianza en Dios y caer en la desesperación".

Tras la misa, comenzó la reunión, que se celebra a puerta cerrada y proseguirá hoy. De momento se desconoce si el Vaticano hará público un comunicado sobre la misma. No se descarta que durante la reunión el papa Benedicto XVI entregue a los prelados irlandeses la carta que prometió a los fieles católicos irlandeses el pasado diciembre, en la que les indicará "claramente", según dijo, las iniciativas que se adoptarán para responder a la situación.

La carta podría ser leída mañana, miércoles de ceniza, en las iglesias de Irlanda, según señalaron recientemente fuentes religiosas irlandesas en el Vaticano.

Durante la jornada de ayer los prelados se reunieron con el Papa y hoy lo harán con la cúpula de la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio). Esta reunión es la continuación de la celebrada el 11 de diciembre pasado en el Vaticano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios