La central de Ascó acumula casi la mitad de los incidentes nucleares

  • La instalación recibió en 2011 autorización para seguir abierta diez años más

Los dos reactores de la central de Ascó acumulan cerca del 40% de los 66 sucesos notificados por las nucleares españolas durante 2011, según datos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) consultados por Europa Press. En concreto, Ascó I -que recargó combustible entre abril y junio- ha concentrado 11 incidencias, Ascó II -que recarga combustible desde mediados de noviembre- otras 11, y el parque nuclear en su conjunto las cuatro restantes, entre ellas la que fue motivada por rachas de viento de más de 98 kilómetros por hora registradas en la zona en julio.

Vandellós II registró otros ocho sucesos, por lo que las nucleares catalanas han acumulado en su conjunto la mitad de los incidentes, entre ellos los únicos tres que han sido clasificados con el nivel 1 en la escala internacional Ines de sucesos -dos en Ascó y uno en Vandellós II-.

En el caso de Ascó, los Ines 1 estuvieron motivados por el vertido accidental de 25.000 litros de agua contaminada en el interior de la planta que mojó el calzado de 19 trabajadores y por la manipulación errónea de una compuerta de 1.400 kilogramos de peso sobre la piscina de combustible gastado, mientras que en Vandellós el suceso se debió a un fallo en el nivel depresión necesario para la apertura de válvulas de seguridad.

2011 ha sido un año importante para Ascó por la autorización del Gobierno para prorrogar su operación durante 10 años más -lo mismo que sucedió con Vandellós II en 2010-, en contra del criterio de colectivos ecologistas que desplegaron una intensa campaña para solicitar el cierre de la planta, especialmente tras el desastre vivido en Japón.

La recarga de combustible en ambas unidades permite a la central iniciar su 22 y 21 ciclo de vida, respectivamente, precisamente en un año en el que la central ha recibido también la autorización para construir un almacén temporal individualizado (ATI) de residuos radiactivos en terrenos adyacentes a las instalaciones, tras constatar que las piscinas de combustible completarán su capacidad en breve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios