El delegado de Violencia de Género alerta del peligro del posmachismo

  • Miguel Lorente cree que hay posiciones victimistas entre quienes no aceptan la igualdad

El delegado del Gobierno de Violencia de Género, Miguel Lorente, se siente sorprendido por la "beligerancia" con la que se actúa contra el Ministerio de Igualdad y considera que es reflejo del miedo que genera la igualdad, aprovechado por el "posmachismo" para difundir sus mensajes con "cierta credibilidad".

Miguel Lorente analiza en el libro Los nuevos hombres nuevos cómo el hombre ha evolucionado para adaptarse a los tiempos y a las circunstancias "para seguir igual", "sin renunciar a su posición de poder y sin que ninguno de los cambios deteriorara su sólida posición en la estructura social".

El autor confiesa, en una entrevista con Efe, que le dan miedo las posiciones posmachistas, una estrategia masculina para mantener la posición de preeminencia, y que otros hombres se unan a sus reivindicaciones, ya que emplean mensajes fácilmente creíbles. "Ellos dicen que la igualdad ya existe, que está reconocida en los derechos humanos y que lo que pasa es un estrategia liderada por el movimiento de mujeres para beneficio sólo de las mujeres a costa de los hombres". Este grupo ve que la posición del hombre tradicional está cuestionada, por lo que lanza mensajes para buscar el interés común y cuestionar la igualdad. Sienten que "la igualdad ya está cerca y adoptan una posición más elaborada, el posmachismo, que usa los mitos de siempre adaptados a las circunstancias".

Para contrarrestar estas posiciones, Lorente propone introducir el debate de la igualdad en la sociedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios