Casi 50 detenidos por prácticas sexuales encubiertas en peluquerías chinas de Barcelona

  • En los locales se ofrecían masajes que podían acabar en felaciones y masturbaciones.

Comentarios 2

Los clientes de una peluquería van a cortarse el pelo o a darse mechas, pero no a tener relaciones sexuales. La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a 48 personas de 14 peluquerías chinas en Barcelona por realizar prácticas sexuales de manera encubierta por parte de inmigrantes ilegales. Estos comercios anunciaban que también daban masajes, pero lo que no se sabía es que estos masajes podían terminar en felaciones y masturbaciones.

Desde hace algunos meses vecinos de estos locales de los distritos del Eixample, Sants-Montjuïc, Gràcia, Horta-Guinardó y Sant Martí, habían hecho llegar a la policía sus sospechas de que en las numerosas peluquerías abiertas últimamente por ciudadanos chinos se hacía algo más que cortar y teñir el cabello.

Algunas de ellas anunciaban en sus puertas que también daban masajes, por lo que tenían cubículos para preservar la privacidad, pero los masajes podían ir más allá y terminar con felaciones y masturbaciones. De hecho, en los registros los agentes encontraron a jóvenes empleadas chinas vestidas únicamente con ropa interior o minifalda y también preservativos usados.

A los locales acudían para estos servicios hombres de mediana y avanzada edad y de nacionalidad española, aunque entre los clientes también había mujeres que no sospechaban lo que pasaba en el interior de los locales, muchos de los cuales abrían hasta la madrugada. La Policía investiga ahora si hay una organización criminal que vincule más o menos a todos los locales.

Además, a través de esta operación policial se registraron 17 locales de cinco distritos, en 14 de los cuales se hallaron infracciones administrativas, como horarios o falta de licencia, y se detuvo a 30 personas por inmigración irregular y a 18 por delitos contra los derechos de los trabajadores.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, dijo que este tipo de operaciones sirven para evitar el proxenetismo, la explotación laboral y la entrada de inmigrantes irregulares, además de controlar que las licencias de actividad pública se correspondan con lo que realmente se realiza allí. Hereu aseguró que la lucha contra la explotación de personas y el cumplimiento de la legalidad seguirá y se aplicará a todos los ciudadanos, sea cual sea su origen. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios