Las enfermedades cuya curación no es 'negocio' causan miles de muertes

  • Médicos Sin Fronteras condena la dejación de la comunidad internacional respecto al sufrimiento de "millones de enfermos olvidados" · Son dolencias que no afectan de manera importante al primer mundo

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció ayer que miles de personas mueren cada día a consecuencia de enfermedades que, "al no afectar al mundo desarrollado, no son negocio", y condenó, con motivo de la presentación de su informe Las diez crisis humanitarias más desatendidas de 2009, la "dejación de responsabilidades" de la comunidad internacional respecto al "sufrimiento de millones de enfermos olvidades y de civiles acosados por la violencia en todo el mundo".

El informe recuerda que, "un año más", la comunidad internacional ha vuelto "a ignorar, o ha sido incapaz de dar respuesta, al sufrimiento de millones de enfermos olvidados y de civiles acosados por la violencia en todo el mundo", aseveró la organización en un comunicado. "En 2009, hemos vuelto a asistir a una dejación de responsabilidades por parte de quienes tienen en su mano la posibilidad de lograr avances", denunció el director de Operaciones de MSF España, Joan Tubau.

Según MSF, "miles de personas mueren cada día a consecuencia de enfermedades que, al no afectar al mundo desarrollado, no son negocio, ni sus pacientes un mercado rentable, de forma que la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos y métodos de diagnóstico no reciben el apoyo público y privado necesario para dar una respuesta urgente al enorme desafío que suponen".

"En otras ocasiones, los medicamentos existen pero los enfermos no tienen acceso a ellos", denunció MSF. Como consecuencia de ello, advirtió, "sólo la malaria, el sida infantil, la tuberculosis, la enfermedad del sueño, el chagas y el kala azar se cobran cada día 8.000 vidas".

"En algunos casos, como el chagas, de cuyo descubrimiento se acaban de cumplir cien años, parece que la lucha se dio por perdida hace décadas", lamentó MSF. "En otros, los esfuerzos realizados no están a la altura de las circunstancias, como en el caso de la tuberculosis, o flaquean tras haber conseguido algunos buenos resultados, como está ocurriendo con la congelación de fondos para la lucha contra el sida precisamente cuando más pacientes estaban consiguiendo acceder a los antirretrovirales", manifestó.

El informe recuerda al respecto que, en 2005, los países del Grupo de los Ocho (G8) se comprometieron a respaldar financieramente "la cobertura universal" del tratamiento de VIH/sida en 2010. "Ahora, esos mismos líderes mundiales están retirando sus promesas, dejando a los gobiernos africanos y a millones de personas con VIH/sida en una peligrosa situación de abandono", denunció MSF.

"Todas ellas son crisis desatendidas que provocan muertes que en su mayoría son evitables, y a pesar del devastador impacto que tienen en los países pobres, no vemos en la comunidad internacional la misma determinación demostrada en frentes como el de la Gripe A", apuntó Joan Tubau.

La desnutrición infantil, por ejemplo, se salda cada día con la muerte de más de 9.000 niños menores de cinco años y cada año con el fallecimiento de entre 3,5 y cinco millones, "a pesar de que existe el tratamiento que podría salvarles, los alimentos terapéuticos preparados", denunció Médicos Sin Fronteras.

"Sin embargo, las ayudas diseñadas por las agencias alimentarias internacionales, y financiadas por los países donantes, siguen ignorando la evidencia científica y priorizando mezclas de harinas que no curan la desnutrición aguda", advirtió la ONG. Se estima que 55 millones de niños en todo el mundo padecen desnutrición y 19 millones "se encuentran en riesgo de morir".

Médicos Sin Fronteras comenzó a publicar la lista de Las diez crisis más desatendidas en 1998, después de que la devastadora hambruna en Sur de Sudán "pasara desapercibida para los medios de comunicación". Esta lista, "que no sólo habla del olvido mediático, sino también del político", se basa en los contextos en los que MSF presta asistencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios