Un español desaparecido en las inundaciones en India

  • Hay más de un centenar de muertos por las lluvias en la ciudad de Leh. Una española ha resultado herida en una pierna.

Un torrente de agua y lodo causado por las lluvias dejó al menos 115 muertos en la turística ciudad norteña india de Leh y aledaños, donde una española resultó herida en una pierna y ha sido imposible establecer comunicación con otro español.

Un intenso aguacero que cayó alrededor de la medianoche sobre la localidad de Choglamsar precipitó un torrente de agua y barro sobre Leh, situada a menor altura, donde viviendas, edificios del Gobierno, campamentos militares e infraestructuras quedaron destrozadas. "Hasta ahora, se han encontrado 115 cadáveres. Al menos 340 personas han resultado heridas y están recibiendo cuidados (médicos) en hospitales de Leh", aseguró a la agencia IANS Farooq Ahmad, inspector general de la Policía del estadio indio de Cachemira, en el que se halla la región turística de Ladakh. "En Leh, se estima que pueda haber casi mil víctimas entre muertos o heridos", dijo a Efe por teléfono el oficial del distrito de Kargil (vecino del de Leh), Mohammad Hussain.

Decenas de personas y equipos de rescate se afanaban ya por la mañana por excavar con ayuda de maquinaria pesada varias zonas cubiertas por el barro, según podía apreciarse en imágenes emitidas por el canal televisivo NDTV que mostraban el destrozo causado. A más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, la región cultural de Ladakh, cuya capital es Leh, se encuentra en un terreno montañoso de difícil acceso desde el resto de la India y con conexiones viarias en estado deficiente.

En un primer momento, Ahmed explicó que tanto el Ejército como las fuerzas policiales estaban ya desplegadas en la zona y reconoció como "posible" un aumento del número de víctimas mortales. Unos 6.000 efectivos apoyados por helicópteros acudieron al socorro de los casi 30.000 pobladores de Leh, cuyo aeropuerto quedó cerrado al tráfico durante horas así como la conexión por carretera, según una fuente policial citada por IANS. Además, las lluvias destrozaron las oficinas de la compañía telefónica pública BSNL, lo que cortó las comunicaciones con Leh. La Policía ha levantado tiendas de campaña tanto en Choglamsar como en Leh para acoger a 2.000 afectados y darles alimento.

El primer ministro de Cachemira, Omar Abdulá, visitó la zona afectada, y el jefe del Gobierno indio, Manmohan Singh, mostró en un comunicado su "pena" por lo sucedido, y prometió ayudas de 100.000 rupias (unos 2.150 dólares) para las familias de los fallecidos. El ministro indio de Sanidad, Ghulam Nabi Azad, de procedencia cachemir, dijo que la "situación exacta" sólo podrá conocerse a partir de esta noche, cuando, dijo, podría comenzar a funcionar de nuevo la red de telecomunicaciones. Según sus palabras, citadas por IANS, esta ha sido la peor tragedia que ha sufrido Cachemira "en cientos de años".

Cachemira es una región histórica en disputa entre la India y Pakistán, que se reparten el territorio, aunque Leh es un lugar habitualmente tranquilo donde las señales de conflicto no van más allá de los ubicuos acantonamientos militares. En las últimas semanas, la ciudad, de mayoría budista, ha permanecido además ajena a la agitación civil que vive el vecino valle de Cachemira, de mayoría musulmana, donde decenas de personas han muerto en enfrentamientos contra la Policía desde mediados de junio pasado. Pese a su lejanía de las principales vías de comunicación y su entorno conflictivo, miles de montañeros, senderistas y amantes del budismo visitan cada año Leh y sus alrededores. La catástrofe se ha producido durante la temporada alta de turismo.

Una fuente de la embajada española dijo haber recibido información indirecta de que una ciudadana española resultó herida en una pierna a causa de las "riadas" a decenas de kilómetros de Leh, entre las localidades de Lamayuru y Alchi, que alojan emblemáticos monasterios budistas. La española está "localizada" en un campamento de su grupo de trekking y a la legación diplomática no le consta que sea "grave", pero en la misma zona, donde las comunicaciones están cortadas, otro español sigue "supuestamente desaparecido", según la fuente. Lamayuru se halla en el distrito de Kargil, algo más retirado de Leh que Alchi. "En Kargil no hay tanto daño. Aquí no hay víctimas, pero sí daños materiales. Lamayuru no está muy afectado", tranquilizó el oficial de distrito Hussain, quien no obstante reconoció no disponer de datos sobre ciudadanos extranjeros.

La embajada española también informó de que entre dos y cuatro españoles quedaron bloqueados cuando viajaban en compañía de otros nacionales entre las localidades de Leh y Manali, esta última situada en el estado de Himachal. Decenas de españoles, la mayoría turistas, se hallan en Leh en "condiciones seguras", según la fuente, a la espera de que la situación mejore y salir de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios