La extracción de combustible del 'Costa Concordia' no comenzará hasta el sábado

  • El proceso tardará unas cuatro semanas, en las que se trabajará 24 horas al día para bombear alrededor de 2.300 toneladas de los tanques.

El bombeo del combustible de los tanques del crucero Costa Concordia, accidentado el 13 de enero ante las costas de la isla italiana de Giglio, no podrá comenzar hasta el sábado, dijo el director de protección civil, Franco Gabrielli, tras el inicio de los preparativos. A primera hora de este martes se iniciaron los preparativos para bombear el  combustible, lo que hacía esperar el comienzo de la  operación. Buceadores de la firma holandesa Smit inspeccionaron el casco del barco hundido para ver en qué estado se encuentra. 

Cuando empiece, se desarrollará durante las 24 horas del día y se tardará unas cuatro semanas en sacar las alrededor de 2.300 toneladas que se cree permanecen en los tanques, entre ellas de aceite pesado, señaló Gabriele. Mientras, las autoridades identificaron a otra víctima mortal: se trata de un pasajero italiano cuyo cadáver fue hallado la semana pasada. Otras 23 personas siguen desaparecidas y se han recuperado 15 cadáveres, nueve de ellos identificados. 

Mientras, los buceadores de la Marina italiana se abrieron paso mediante una explosión a la altura de la tercera cubierta y están buscando de forma paralela en las cubiertas tres y cuatro, informó un portavoz de los bomberos. Los trabajos continuarán en los próximos días sin pausa, ya que los pronósticos meteorológicos no pondrán en peligro la operación, señaló Gabrielli. Además, se descubrieron manchas de petróleo en el barco, una  "película muy fina", según Gabrielli, que se retirará con aparatos especiales de la vigilancia costera. 

El fiscal general de la Toscana, Beniamino Deidda, puso mientras tanto en el centro de las críticas a la naviera dueña del barco, Costa Cruceros, al señalar que "la empresa es responsable y que hay que mirar también a las decisiones tomadas por la naviera".  Deidda se refería así al hecho de que la empresa responsabilizó totalmente al capitán Francesco Schettino, que se encuentra bajo arresto domiciliario. Sin embargo, el fiscal apuntó que también hubo "problemas y una increíble frivolidad" en cuestiones de seguridad y organización. El manager de la empresa Roberto Ferrarini además habló por teléfono al menos tres veces con el capitán la noche del accidente. 

Mientras, el comisario de Transporte de la UE, Siim Kallas, dijo que un experto había pedido endurecer la normativa sobre seguridad de pasajeros en barcos horas antes del accidente. El comisario señaló que la UE está trabajando en nuevas propuestas para reforzar la seguridad de los pasajeros y anunció una investigación sobre las causas exactas del Costa Concordia. Kallas sugirió un posible endurecimiento de las normas de evacuación y de los requerimientos de registro de pasajeros, después de que medios italianos señalaran que inmigrantes se encontraban a bordo de forma ilegal. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios