Los fiscales pedirán penas de cárcel para los conductores que pongan en peligro a ciclistas

  • Se plantea también el decomiso del vehículo en los casos más graves para sancionar a los conductores "temerarios".

La Fiscalía podrá pedir penas de hasta dos años de prisión para los conductores temerarios que arriesguen la vida de los ciclistas, según han planteado los 50 fiscales de seguridad vial en unas jornadas en las que también se ha estudiado el posible decomiso del vehículo en los casos más graves.

En palabras del fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, se trata de poner coto a los automovilistas que exhiben el "síndrome" del menosprecio hacia los ciclistas y actúan con "prepotencia" al volante. "Para estos conductores, que son una minoría, los ciclistas son un estorbo y una molestia para sus prisas", ha afirmado. No obstante, Vargas ha dejado claro que la incautación del vehículo será una medida que se aplicará únicamente de forma excepcional, "con cautela y proporcionalidad".

El anuncio de los fiscales ha coincidido con otra llamada de atención sobre un colectivo, el de los niños, que al igual que los ciclistas, es especialmente vulnerable ante los riesgos de accidentes de tráfico.

Según un estudio hecho publico por la Fundación Mapfre, 263 menores de 14 años murieron en los accidentes registrados en las carreteras entre 2005 y 2008, y de ellos, el 40 por ciento no utilizaba asientos infantiles, el 10 por ciento tenía menos de 1 año, y dos de cada tres de los que perdieron la vida eran varones. Ante estos datos, la Fundación reitera los consejos para que los menores viajen en los coches protegidos en las sillas reglamentarias y con cinturón de seguridad.

Unos consejos especialmente oportunos de cara a la operación salida con motivo de Semana Santa, que comienza mañana a las 15:00 horas, y en las que se esperan 14,4 millones de desplazamientos en las carreteras españolas, el mismo número que el año pasado.

La jornada más complicada se prevé que sea el Miércoles Santo, cuando se calcula que habrá retenciones significativas en la A-3, ya que se sumarán a los desplazamientos de quienes se marchan de vacaciones los de los aficionados que vayan a Valencia a la final de la Copa del Rey.

De cara a la Semana Santa, los conductores que salgan a la carretera deben recordar que la velocidad máxima en autopistas y autovías es de 110 kilómetros por hora, tal como acordó el Gobierno el pasado 25 de febrero para mitigar los efectos de la escalada del precio del petróleo por el conflicto de Libia. El director general de la DGT, Pere Navarro, ha advertido de que, aunque habrá que esperar a finales de junio para decidir si se prorroga o no ese límite de velocidad que en principio se anunció para cuatro meses, el precio del petróleo es hoy más alto que cuando se acordó esta medida.

Navarro, que ha participado en unas jornadas sobre seguridad vial en el ámbito laboral organizadas por el RACC, se ha felicitado además por la buena noticia que ha recibido en las últimas horas la DGT: por primera vez desde que se contabilizan los accidentes de tráfico, han transcurrido dos días- los pasados martes y miércoles- en los que no se ha registrado ni una víctima mortal en accidentes de tráfico. Con 25 millones de conductores, se trata de un hecho "inédito" y "esperanzador" que demuestra que se está "en la buena dirección", ha dicho el director general.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios