Los forenses creen que hay un riesgo alto de reincidencia para 'Nanysex'

  • El acusado de pederastia tuvo su primer contacto sexual con niños a los 13 años

Los médicos forenses coincidieron ayer en que convergen varios factores de "alto riesgo" para que el supuesto pederasta Álvaro I.G., Nanysex, reincida en el abuso sexual a menores, según dijeron en la tercera sesión del juicio a puerta cerrada que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid.

El abogado de la acusación particular, Manuel Maza, explicó al final de la vista que el forense que exploró a Nanysex durante la instrucción ha señalado que éste padece una parafilia pedófila de tipo fijo-invariable, por la que el paciente se siente atraído "sólo" por niños y niñas.

En cuanto al grado de posible reincidencia, subrayó Maza, se dan dos factores de gravedad, como que el acusado se fije en niños de su mismo sexo y en que éstos no superen los cinco años de edad.

Además se dan otras circunstancias, como la preferencia sexual clara hacia la pedofilia, el inicio temprano de la actividad delictiva -Nanysex tuvo su primer contacto con niños hacia los 13 trece años- o el abandono del tratamiento psiquiátrico.

Por su parte, el abogado de Nanysex dijo ayer que su cliente fue agredido por otros presos en el furgón policial en el que fue trasladado de vuelta a Alcalá-Meco y que, una vez en prisión, varios reclusos intentaron asaltar su celda.

Un portavoz de Instituciones Penitenciarias calificó de "puras invenciones" las palabras del abogado y señaló que ni se produjo intento de agresión alguno en Alcalá-Meco ni la Guardia Civil reseñó ningún incidente durante el traslado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios