El hambre acaba al menos con 50.000 vidas en cinco meses en el Cuerno de África

  • Un informe de las ONG Oxfam y Save the Children lo atribuye a la "respuesta tardía" internacional

Miles de personas murieron por la hambruna en el Cuerno de África en 2011 debido a la "respuesta tardía de la comunidad internacional", según un informe difundido ayer por las ONG de ayuda humanitaria Oxfam y Save the Children.

"La falta de una acción decisiva por parte de la comunidad internacional, en el momento en que los sistemas de alerta temprana vislumbraron la gravedad de la situación en la zona, ha dejado un desolador balance de miles de muertes innecesarias y millones extra de euros gastados", afirmaron ambas ONG en un comunicado.

El citado informe, titulado Un retraso peligroso, se publicó al cumplirse seis meses desde que se declarara la grave crisis alimentaria en la región.

Según el documento, "el miedo al riesgo trajo como consecuencia la demora de seis meses en la respuesta a gran escala". "Las agencias humanitarias y los gobiernos nacionales -afirmaron- reaccionaron con excesiva lentitud (...) y muchos donantes exigieron pruebas de que se estaba produciendo una catástrofe humanitaria, antes de actuar para prevenirla".

Actualmente, subrayaron, más de 13 millones de personas están sufriendo los efectos de la crisis alimentaria en la zona, azotada por la peor sequía -según la ONU- de los últimos 60 años.

Aunque no es posible calcular con exactitud el número de muertos, la Agencia de Cooperación británica estima que se perdieron entre 50.000 y 100.000 vidas -más de la mitad de niños menores de 5 años- entre abril y agosto de 2011, según el comunicado.

Oxfam y Save The Children recalcaron que "los sistemas de alerta temprana pronosticaron una emergencia probable en agosto de 2010, pero la respuesta de gran escala no se inició hasta julio de 2011".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios