El juez abre una investigación por homicidio imprudente tras el suicidio de un detenido

  • Un arrestado por matar a su mujer se zafó de los Mossos d'Esquadra que lo escoltaban y se tiró por el hueco de una escalera.

Comentarios 4

Un juez de Sabadell (Barcelona) ha abierto una investigación por un supuesto homicidio imprudente cometido por omisión, después de que un hombre detenido por matar a su mujer se zafase de los agentes de los Mossos d'Esquadra que lo escoltaban esposado y se suicidase arrojándose por el hueco de una escalera. Según han informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 5 de Sabadell ha abierto diligencias previas por un supuesto homicidio imprudente cometido por omisión, con el objetivo de aclarar las circunstancias del incidente. Este tipo de diligencias previas se abren de oficio siempre que hay una muerte no natural, según el TSJC.

Los hechos ocurrieron hacia las 16:00 del domingo, una vez acabado el registro y al finalizar las diligencias pertinentes, cuando el detenido, que iba acompañado por su abogada y el secretario judicial, logró zafarse de los dos mossos que le custodiaban y en su presencia se suicidó arrojándose desde un tercer piso por el hueco de la escalera interior del inmueble.

Según fuentes judiciales, el juez de guardia y el fiscal de guardia se personaron en el bloque de pisos de Sabadell donde ocurrió el incidente para llevar a cabo una pequeña reconstrucción de los hechos, en presencia de los agentes de los Mossos d'Esquadra que custodiaban al detenido. Además de abrir una investigación, el juez ha pedido a los Mossos d'Esquadra que amplíen el atestado sobre los hechos para que le concreten si el traslado del detenido se ajustó al protocolo de actuación de custodia de detenidos. Una vez abierta, la investigación seguirá su curso, a la espera de que el juez reciba la información necesaria para resolver si la causa queda archivada o se tiene que seguir investigando, según el TSJC.

El homicida suicida, Joan T.P., de 40 años, no tenía denuncias previas por maltrato y fue detenido en el domicilio de sus padres en Sabadell, a donde se desplazó tras matar supuestamente a cuchilladas a su mujer en el domicilio común de ambos en el pequeño municipio de Santa Coloma de Queralt (Barcelona). El hombre fue trasladado al piso de Sabadell para practicar unas diligencias relacionadas con el crimen machista, custodiado por dos agentes y con las manos esposadas a la espalda. Según han señalado fuentes cercanas al caso, los hechos ocurrieron cuando el detenido dio al parecer un golpe con el hombro a uno de los agentes y saltó al vacío, sin dar tiempo de reacción a los dos mossos.

Los Mossos d'Esquadra, como ocurre siempre en este tipo de casos, están analizando los hechos para llevar a cabo una revisión crítica del incidente, aunque por ahora todos los indicios apuntan a que la actuación de los agentes y el dispositivo desplegado fue correcto, según fuentes de Interior. Al parecer, el detenido no demostró en ningún momento ser una persona violenta ni dio pistas de que planteara suicidarse, por lo que se decidió no reforzar el dispositivo de custodia para este tipo de diligencias, que se amplía en función del riesgo de fuga o de que el detenido pueda tener un comportamiento violento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios