El límite de 110 km/h permite ahorrar en un mes más de 92 millones

  • Los ciudadanos han gastado 200 millones de euros menos en combustible, cerca de un 8%.

Comentarios 50

El nuevo límite de velocidad máxima a 110 kilómetros por hora (Km/h) en autopistas y autovías redujo un 7,9 % el consumo de carburantes en marzo, lo que supuso un ahorro de 94,2 millones de euros en importaciones de petróleo, ha señalado este jueves el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

Durante una comparecencia para evaluar el impacto de esta medida, que entró en vigor el pasado 7 de marzo, Sebastián afirmó que el ahorro ha sido "muy superior" a lo estimado y agradeció el comportamiento de los ciudadanos, "protagonistas del ahorro", a los que dio la "enhorabuena".

El ministro de Industria evitó avanzar si la reducción del límite de la velocidad se extenderá más allá del 30 de junio, cuando analizarán la situación del precio del petróleo y decidirán si se mantiene.

Sobre los datos de marzo, Sebastián detalló que el consumo de carburantes se sitúo en 2,39 millones de toneladas, el nivel más bajo desde 2003, gracias "fundamentalmente" a esta reducción del límite de velocidad. En todo el mes, se han consumido 177.000 toneladas de combustible menos, equivalentes a 1,1 millones de barriles de petróleo.

Durante las tres semanas de marzo en las que estuvo en vigor la medida, la estimación del Gobierno es que se consumieron 137.000 toneladas menos. Por tipos de carburantes, se redujo un 12,7 % el consumo de gasolina, el mayor descenso desde septiembre de 2001, y un 6,8 % en el gasóleo.

Ajustado al calendario y la estacionalidad -teniendo en cuenta que la Semana Santa este año ha caído a finales de abril y el año pasado a finales de marzo-, el consumo de carburantes en marzo cayó un 8,4 %, con la menor cantidad de combustible vendido desde diciembre de 2002.

El dato de marzo, añadió Sebastián, contrasta con el aumento del 1,2 % de enero y con la ligera caída del 1,6 % de febrero. "Los ciudadanos se han concienciado (...) también se han reducido las sanciones. Las recomendaciones han sido bien acogidas", subrayó Sebastián, tras insistir en que la medida no tenía un fin recaudatorio, ya que el descenso del consumo de carburantes supone menores ingresos para el Estado por impuestos.

Según Industria, en todo un año se podrían ahorrar 1.150 millones de euros en importaciones de petróleo en la balanza de pagos solo con esta medida, un dinero que eleva la renta nacional y puede destinarse a "consumir, invertir, crear empleo".

El resultado de esta medida, añadió, supone el 50 % del objetivo total del plan de ahorro energético, formado por 20 medidas, y con el que el Gobierno quiere reducir en 2.300 millones de euros la factura energética. La limitación de la velocidad máxima en autovías y autopistas es la única medida que el Gobierno ha puesto en marcha por el momento, ya que el resto requieren más tiempo, explicó el responsable de Industria.

Para abril, la previsión es que la tendencia se mantenga y haya una nueva caída del consumo de carburantes, a pesar de los mayores desplazamientos por Semana Santa. Sebastián señaló que cada dos meses comparecerá para dar datos sobre la evolución de la medida.

La limitación de la velocidad máxima en autovías de 120 kilómetros a 110 kilómetros se incluyó en el plan de ahorro aprobado el 4 de marzo por el Gobierno para reducir la factura energética tras el incremento del crudo por los conflictos en el norte de África. Junto a esto, se aprobaron rebajas para algunos billetes de Renfe, la renovación del sistema de alumbrado público municipal, el incremento del límite obligatorio de biodiésel o el plan renove de neumáticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios