El coste de las matrículas dificulta la llegada de universitarios extranjeros

  • Una duración de las carreras superior a la media de la UE y la escasa formación en inglés son dos de las "debilidades" del sistema español. Menos del 30% de los grados son bilingües.

Comentarios 1

El coste medio de matrícula y la duración de las carreras "superior" a la media de países de la UE, así como una formación escasa en inglés y otros idiomas, son algunas de las "debilidades" responsables de la "baja internacionalización" del sistema universitario español, según un informe oficial.

El documento Estrategia para la internacionalización de las universidades españolas 2015-2020 propone medidas para corregir esta circunstancia como que al menos un 30% de los estudios de grado y un 50% de los de máster sean bilingües o en inglés.

Un grupo de trabajo coordinado por la Secretaría General de Universidades del Ministerio de Educación, con la participación de otros departamentos ministeriales, universidades, empresas y sectores sociales, redactó el análisis de situación y las propuestas de mejora de la estrategia.

Los expertos detectan pocas titulaciones conjuntas de universidades españolas en colaboración con extranjeras y "escasa presencia institucional" en redes, organismos y programas internacionales de carácter gubernamental.

El atractivo de los campus para captar talento es pequeño porque su posición es "baja" en los ránking universitarios globales y existe una "dificultad de reclutamiento internacional" de Personal Docente e Investigador (PDI) y de Administración y Servicios (PAS).

En el capítulo de "amenazas" se menciona la "dificultad" de retención y atracción de talento y de interacción de las universidades con empresas para proyectos internacionales; la limitación de recursos para la internacionalización y la renovación de plantillas por la crisis; y los problemas para seguir el alto ritmo de desarrollo metodológico y tecnológico de la formación electrónica.

Entre las fortalezas se citan la "calidad" de la docencia, la alta valoración de los graduados españoles en el extranjero; el potencial de la educación en español; la excelencia en ciertas áreas y departamentos de I+D; las estructuras ya existentes de internacionalización y una participación "destacada" en foros del Espacio Europeo de Educación Superior y de la UE.

El documento, que señala como "imprescindible" la colaboración de las autonomías, plantea de manera general la "mejora del marco legal" y la formación de personal y estudiantes en competencias de internacionalización.

Entre otros datos del curso 2012-2013, la movilidad exterior de los estudiantes españoles (2,1%) era inferior a la media de la OCDE (6,7%); los extranjeros eran el 4,2% de los alumnos de grado de las universidades españolas, cuando representaban el 8,5% de media en la OCDE.

El 43,3% de los estudiantes extranjeros que vienen a España procede de países de la misma lengua (26,1% en la OCDE).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios