Los médicos llevan dos días sin suministrar alimentación a Eluana

  • El protocolo médico consiste ahora en administrarle sólo sedativos y antiepilépticos, mientras se espera su muerte por deshidratación que, según los expertos, puede llegar en unos quince días.

Los médicos continúan este domingo, por segundo día consecutivo, sin suministrar alimentación e hidratación a Eluana Englaro, la italiana en estado vegetativo desde hace 17 años y a quien su familia quiere ayudar a morir.

El neurólogo Carlo Alberto Defanti, quien ha asistido a Eluana Englaro, de 38 años, desde que ésta sufrió el accidente de tráfico en 1992, explicó a la agencia de noticias italiana Ansa que "por ahora las condiciones clínica son estables" y confirmó que se "prosigue con la suspensión total de la nutrición artificial".

El equipo de médicos que se ha ofrecido voluntario para ayudar a morir a Englaro, ingresada desde el pasado 2 de febrero en la clínica "Quiete" de Udine, en el noreste de Italia, suspendió ayer totalmente la alimentación e hidratación que le llegaba a la mujer a través de una sonda.

El protocolo médico consiste ahora en administrarle sólo sedativos y antiepilépticos, mientras se espera su muerte por deshidratación que, según los expertos, puede llegar en unos quince días.

Mientras el Senado examinará ya mañana el proyecto de ley que ha presentado el Gobierno de Silvio Berlusconi -que específicamente prohíbe la suspensión de la hidratación y la alimentación a cualquier tipo de paciente- con el objetivo de detener la muerte de Eluana.

Berlusconi espera que la medida sea convertida en ley en el tiempo récord de dos o tres días para que no sea demasiado tarde para "salvar" a Eluana Englaro.

Para que la ley entre en vigor se necesita la firma del jefe de Estado y su publicación en el Boletín del Estado, lo que podría cumplirse sobre el 13 de febrero.

No obstante, algunos expertos consultados por los medios de comunicación italianos aseguran que dentro de dos o tres días las condiciones físicas de Englaro pueden ser ya irreversibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios