Los 33 mineros chilenos atrapados hace 17 días a 700 metros de profundidad están vivos

  • Las tareas de rescate de los trabajadores en el desierto de Atacama llevarán cuatro meses

Comentarios 3

El Gobierno chileno logró ayer tomar contacto a través de un pequeño conducto con los 33 mineros enterrados a 700 metros de profundidad en el desierto de Atacama desde hace 17 días. Estamos bien en el refugio los 33, rezaba una carta encontrada en un martillo de perforación por las autoridades, que iniciarán ahora una etapa de rescate que tardará como menos cuatro meses.

El presidente Sebastián Piñera, tras reunirse entre aplausos con los familiares, ratificó la noticia, blandiendo la carta enviada por los trabajadores desde el fondo de la derrumbada mina San José. "Esto salió hoy de las entrañas de la montaña de lo más profundo de nuestra mina, que nos dice que están vivos, que están unidos y que están esperando volver a ver la luz del sol y abrazar a sus familiares", dijo Piñera. "Hoy día Chile entero está feliz, lleno de emoción", exclamó el mandatario, mientras que los familiares se abrazaban emocionados y agitaban banderas chilenas en el campamento Esperanza, donde unas 200 personas han vivido angustiadas estas últimas dos semanas.

Piñera elogio "la fuerza, el valor y el coraje" de los 32 trabajadores chilenos y un boliviano atrapados en esta mina que "han resistido más de dos semanas solos en las profundidades de la montaña".

También agradeció a los familiares, "que nunca perdieron la esperanza y siempre siguieron bregando", y al equipo de especialistas de compañías mineras públicas y privadas, "que no escatimó ningún esfuerzo y que hizo todo lo humanamente posible por rescatar con vida a los mineros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios