El primer ministro haitiano afirma que el país debe ser refundado sin más demoras

  • La cumbre mundial para la reconstrucción de Haití ha sido aplazada para el mes de junio

El primer ministro de Haití, Jean Max Bellerive, dijo ayer en Santo Domingo que su país, devastado por el terremoto del pasado 12 de enero, que dejó más de 200.000 víctimas y miles de personas sin hogar, debe iniciar su refundación sin demora, incluso antes de que la comunidad internacional acuerde un plan para reconstruirlo.

El primer ministro haitiano encabezó ayer la misión técnica de su país que se reunió con funcionarios dominicanos para trabajar en un plan bilateral para la reconstrucción y desarrollo de la nación haitiana tras el sismo.

Bellerive dijo la intención del Gobierno de su país es llegar a la cumbre convocada por la ONU para el próximo 31 de marzo en Nueva York sobre la situación de Haití con la proclama de que piden ayuda "para seguir trabajando".

Sin embargo, la cumbre mundial para la reconstrucción de Haití que se iba a celebrar el 14 de abril en República Dominicana, fue postergada para el 2 de junio, informó ayer a Efe una fuente oficial. La decisión fue adoptada la noche del sábado al término de una reunión de comisiones técnicas de ambos países y en la que participó el presidente dominicano, Leonel Fernández; y el primer ministro haitiano.

Ambos países tomaron la decisión para dar prioridad a la construcción de viviendas, la seguridad alimentaria y otras necesidades básicas en la devastada nación caribeña, así como por la proximidad de dicha cumbre con la cita convocada por la ONU el 31 de marzo. Para Bellerive la refundación de la empobrecida nación caribeña "tiene que empezar hoy mismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios