Diez misioneros de EEUU son acusados formalmente de secuestrar a niños haitianos

  • El buque 'Castilla' de la Armada española llega al país caribeño para prestar ayuda humanitaria

Los misioneros estadounidenses detenidos en Haití fueron acusados formalmente de secuestro de niños y de asociación criminal, según informó el vicefiscal del Estado, Jean Ferge Joseph. Después de anunciar el cargo, el vicefiscal informó a los diez norteamericanos que su caso será remitido a un juez para que decida si se les concede la libertad o continúan en prisión. "El juez puede liberarlos, pero también puede mantenerlos en prisión para posteriores procedimientos", afirmó ante los cinco hombres y las cinco mujeres durante una vista, celebrada ayer.

Los diez misioneros estadounidenses, muchos de lo cuales pertenecen a una iglesia baptista con sede en Idaho, fueron detenidos el pasado viernes por intentar cruzar a República Dominicana en un autobús en el que transportaban a 33 niños que, según los estadounidenses, habían quedado huérfanos tras el terremoto del pasado 12 de enero. Las autoridades haitianas dijeron que los detenidos no tenían documentos que demostraran que los niños era huérfanos ni autorización oficial para sacarles del país, lo que significa que posiblemente el grupo se enfrentará a cargos de secuestro. Los detenidos han negado que estuvieran llevando a cabo alguna actividad relacionada con el tráfico de menores y han asegurado que sólo intentaban ayudar a algunos de los miles de huérfanos desamparados y abandonados después del terremoto que devastó la capital costera, Puerto Príncipe, y provocó la muerte de unas 200.000 personas. Sin embargo, han reconocido que no tenían papeles para los menores, entre los que había desde un bebé hasta niños de 12 años.

Por otro lado, el buque de la Armada española Castilla llegó ayer a Puerto Príncipe, donde llevará a cabo un despliegue de ayuda humanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios