Un muerto y un herido grave en una explosión en una pirotecnia en Orense

  • El suceso, cuyas causas por el momento se desconocen, se ha producido en la localidad de Coles.

Una persona ha fallecido y otra está herida de gravedad con quemaduras de diversa consideración tras la explosión registrada poco después del mediodía en la localidad de Coles (Orense).

Según fuentes de la investigación, el fallecido es J.M.A.C., un cuñado del dueño de la pirotecnia, de 43 años vecino de Cudeiro (Orense), que murió cuando iba a ser trasladado en helicóptero al centro Povisa de Vigo. El herido grave es K.C.M, que tuvo que ser operado durante más de dos horas y se recupera en la UCI de quemaduras de diversa consideración, según fuentes del centro Povisa, adonde también fue trasladado. Ninguna de las dos víctimas pertenecía a la empresa, sino que se encontraban de visita.

El subdelegado de Gobierno de Orense, Camilo Ocampo, ha asegurado que la empresa pirotécnica cumplía con todas las medidas de seguridad. Ocampo explicó que la empresa pasó "la última inspección" de Industria, en la que se comprobó que "cumple los requisitos" que impone la normativa y también la inspección de explosivos realizada "hace dos meses" por la Guardia Civil. En esta última inspección, la Guardia Civil estimó que la empresa cumplía con la normativa, según dijo. El subdelegado indicó que "es una desgracia que hay que lamentar" y explicó que "los dueños están destrozados".

También el alcalde del municipio de Coles (Orense), Manuel Rodríguez, ha asegurado que la pirotecnia "cumple con todas las medidas" administrativas municipales. El alcalde, tras supervisar directamente el estado de la empresa pirotécnica tras la explosión, indicó que de momento se desconocen las causas de la explosión, ocurrida en un almacén de cartonaje.

Fuentes de los equipos de seguridad confirmaron que no había explosivos en su interior. Los empleados de la empresa recibieron asistencia médica y psíquica. "Es un suceso trágico" y también "un momento de dolor para las familias", declaró el alcalde.

Con este suceso, la empresa ha contabilizado en los últimos años varios sucesos trágicos, uno de ellos en 1987, que se saldó con dos víctimas. "La empresa está un poco gafada porque a nivel administrativo y a nivel ayuntamiento cumple con todas las medidas", dijo el alcalde. El suceso se produjo a las 12:36 en la fábrica, situada en la N-525, en el pueblo de Cambeo. Tras la explosión se produjo un incendio que quedó extinguido unas dos horas después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios