Al menos 245 muertos en uno de los peores temporales de nieve en Afganistán

Las autoridades afganas proseguían ayer con las labores de rescate de las víctimas de uno de los peores temporales de nieve en Afganistán en 30 años, que en los últimos días causó la muerte de 245 personas y heridas a otras 66.

Las fuertes nevadas comenzaron el lunes por la noche y se prolongaron hasta el miércoles en las regiones montañosas del norte, este y especialmente noreste de Afganistán.

Provocaron aludes y riadas que, además de las víctimas mortales, destrozaron al menos un centenar de viviendas en el país, informaron fuentes oficiales.

El área más afectada fue la provincia nororiental de Panjshir, donde la cifra de muertos ascendió ayer a 200 y la de heridos a 60, después de que los equipos de emergencia recuperasen más cadáveres entre las ruinas y la nieve tras la mejora de las condiciones meteorológicas, dijo el gobernador adjunto provincial, Abdul Khabear Bakhshi. Unas 300 personas, entre ellas miembros de las fuerzas de seguridad, participan en la limpieza de carreteras y retiran nieve de las casas sepultadas.

"Necesitamos más maquinaria para limpiar la nieve para acelerar las operaciones de rescate ya que aún quedan cuerpos sepultados", indicó Bakhshi, quien destacó que se trata de la mayor nevada en la zona en tres décadas y que en algunas áreas la nieve alcanzó una altura de dos metros.

Las Fuerzas Armadas afganas distribuyen alimentos en helicópteros ya que las carreteras que conectan la provincia con Kabul permanecen bloqueadas y llevará una semana reabrirlas.

En la también nororiental provincia de Badakhshan, al menos 27 personas murieron y seis resultaron heridas por avalanchas, y otras 14 personas permanecen atrapadas desde el lunes en el distrito de Mandol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios