Una niña de 13 años da a luz un bebé muerto y esconde el cadáver

  • La Justicia investiga si el recién nacido falleció durante el parto o después

El Juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela (Alicante) investiga la muerte de un recién nacido, ocurrida a principios de este mes, en un caso en el que todavía no hay ninguna imputación, ya que no han concluido los trabajos en relación con la autopsia practicada al bebé que esclarezcan las circunstancias del fallecimiento, según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

Los hechos ocurrieron en Orihuela, cuando la madre del pequeño, una menor de 13 años, dio a luz y presuntamente escondió al bebé en un armario porque, según ha asegurado, nació muerto. Un primo de la chica encontró el cuerpo sin vida y supuestamente lo tiró a un descampado cercano.

Todo fue descubierto cuando la chica tuvo que ser atendida en un centro hospitalario porque sufría una fuerte hemorragia tras el alumbramiento. La investigación está pendiente del resultado de la autopsia del bebé, que podría aclarar si nació con vida o no.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios