Casi 70 periodistas fueron asesinados el año pasado

  • Reporteros Sin Fronteras calcula que el año pasado acabó con 174 encarcelamientos de informadores en todo el mundo. Los ataques a la prensa española están por debajo de la media europea.

Los ataques registrados en España a la libertad de prensa son menos graves que los sufridos en Italia o Francia, especialmente a partir del cese de atentados de ETA, pero persisten amenazas como las de tipo económico, que lastran el buen periodismo en nuestro país, segúnReporteros Sin Fronteras (RSF). RSF presentó este martes en España su informe anual, que destaca cómo "jamás los actos de censura y los ataques a la integridad física de los periodistas fueron tan numerosos como en 2011" en todo el mundo. Este año se registraron 66 periodistas y dos colaboradores fueron asesinados y 171 periodistas, 9 colaboradores y 129 internautas fueron encarcelados en todo el mundo, según el informe.

En nuestro país ha habido algunos atropellos policiales durante 2011, como los registrados durante la visita papal o durante determinadas manifestaciones ligadas al movimiento de indignados, pero los ataques a la libertad de prensa están por debajo de la media europea. En Europa, Hungría encabeza la lista de amenazas al derecho a la información, con leyes muy dañinas ante las que ha reaccionado con tibieza la Unión Europea, siempre según RSF. Francia registró una peor situación que nosotros en 2011, y en Italia, respecto a cuya Ley Mordaza del ex presidente Berlusconi tampoco reaccionó la Unión Europea con fuerza, también es peor.

Malén Aznárez, Presidenta de Reporteros Sin Fronteras España, hizo estas valoraciones de moderada preocupación por nuestro país, una preocupación que se centra en la crisis económica que atraviesan los medios españoles o en fenómenos como las ruedas de prensa sin preguntas. "El Gobierno debería impedir que sus miembros celebraran ruedas de prensa sin preguntas", señaló a este respecto. "La crisis evidentemente repercute en la libertad de información, hay menos medios, periodistas peor pagados, no hay investigación o corresponsales porque es caro...", explicó Malén Aznárez a preguntas de los periodistas que asistieron a la presentación del Informe Anual 2011 de la Libertad de Información en el Mundo.

Aznárez y Pepa Bueno, que actuaba de moderadora del acto, expresaron asimismo su preocupación por la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que rechaza el uso de cámara oculta en el periodismo de investigación. Bueno recordó una frase del periodista español Miguel Ángel Aguilar, según el cual "en las inundaciones, lo primero que falta es agua", y la llevó hasta la situación del periodismo: "Cuando el río de la información nos arrasa, hace falta más que nunca el periodista que interprete. Y este es un ejercicio que está en peligro en todo el mundo".

Los periodistas amenazados en Marruecos, Aboubakr Jamai, y México, Rosa Isela Pérez, por su defensa del derecho a la información, relataron la situación en sus países. Jamai señaló, sobre el papel de los periodistas y del periodismo ciudadano en la Primavera Árabe, que "es falso y constituye un riesgo que los ciudadanos deban ocupar con su periodismo electrónico un vacío dejado por los periodistas profesionales. No son un buen sustituto. Demasiada información mata a la información y para eso están los profesionales, para investigar, constrastar, diferenciar lo interesante de lo que no lo es e interpretarlo".

El periodista marroquí destacó las amenazas que sufren los medios independientes en su país, amenazas que se sustancian a través de la difamación o negando la publicidad institucional o de la multitud de compañías que son propiedad del Rey, y se mostró más optimista sobre el futuro de Túnez que sobre las perspectivas en Egipto. "Si la Primavera Árabe levantaba esperanzas el año pasado, hoy debemos asumir que no podemos echar las campanas al vuelo", resumía es este respecto Aznárez, quien desgranó la lista de países donde es más peligroso ser periodista del mundo, encabezada por Pakistán, México y Honduras.

Los asesinatos y secuestros ocurridos en los países anteriores se transforman en detenciones ilegales en China, Irán o Eritrea, mientras mejora la situación en naciones africanas como Níger, Mauritania, Mali, Botswana o Cabo Verde (este último país encaja en los estándares europeos, concretó). Este 2011, marcado por la represión y la violencia, fue especialmente malo también en Hungría, en Grecia (con graves y numerosos ataques a periodistas durante las manifestaciones) y en Turquía, donde se ejerce un uso totalitario de la Ley Antiterrorista, según el Informe de RSF.

La periodista mexicana Rosa Isela Álvarez explicó la falta de protección institucional por parte de su país, México, ante las amenazas de las que fue víctima por investigar e informar de los asesinatos a mujeres en Ciudad Juárez. Aquellos asesinatos cuentan con la protección de muchos policías, como demuestran extrañas pérdidas de pruebas o las amenazas a los familiares de las víctimas que exigen justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios