121 personas murieron por violencia de género en 2008

  • El 80% de las víctimas no habían denunciado y 75 de las fallecidas fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas.

Comentarios 3

Un total de 121 personas murieron en 2008 víctimas de la violencia doméstica o de género, de las cuales un 80% de los casos los órganos judiciales no tenían constancia de la situación de malos tratos previa, según el informe del Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). De todos los fallecidos, 90 eran mujeres (el 74,4%), 75 de las cuales fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas. De ellas, 15 habían denunciado previamente, lo que representa un 20% del total, cuando un año antes el porcentaje de víctimas mortales que había presentado denuncia fue del 36,5%. No obstante, la mitad de las denunciantes renunció a seguir con el procedimiento. 

El CGPJ explica que en un 63% de los casos las víctimas acudieron a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, frente a un 3,7% que presentaron la denuncia ante órganos judiciales. En 2008 todas las denunciantes fueron mujeres salvo en un caso, en el que el hombre acudió a la justicia y después resultó imputado en el homicidio. En cuanto a la respuesta posterior a la denuncia, el informe revela que transcurren 11,6 días de media desde que la víctima acude a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad hasta que se incoa el procedimiento penal. La mitad del tiempo (una media de 5,9 días) se emplea en diligencias de investigación. 

Cuando se trata de los órganos judiciales, el 67% de las denunciantes fueron citadas a comparecer ante un órgano judicial en el mismo día o al siguiente. Todas manifestaron sufrir una situación de violencia mantenida en el tiempo. Atendiendo a los 15 casos denunciados, el CGPJ explica que mayoritariamente, se referían a malos tratos familiares (35%) y quebrantamiento de medidas cautelares o condenas (14%). Todas las denunciantes salvo una, manifestaron sufrir una situación de violencia mantenida en el tiempo.

En más de la mitad de los procedimientos (54,5%) el Ministerio Fiscal solicitó medidas cautelares, el grueso de las cuales fueron adoptadas en presencia del imputado y su abogado. Asimismo, el 58,3% de las beneficiarias de estas medidas tenían asistencia letrada y el 80% contó con la intervención de un médico forense. Todas las víctimas pidieron una orden de alejamiento para el agresor, aunque finalmente se adoptaron cautelares en 12 de los 15 casos. En 11 de ellos, la orden se dictó el mismo día o al siguiente de ser solicitada y en todos los procedimientos se comunicó la medida a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. 

De las tres mujeres asesinadas que no tenían medidas cautelares de protección, dos habían renunciado a la orden de alejamiento. La tercera resultó condenada en un procedimiento abierto por denuncia del hombre y su caso contra él fue sobreseído.  Además, otras cuatro mujeres renunciaron a seguir adelante con la denuncia antes o después de la medida de protección y en todos estos casos se acordó el sobreseimiento de las actuaciones, salvo en uno que fue recurrido por el Fiscal. 

El Observatorio de Violencia de Género del CGPJ llama la atención sobre la edad de las víctimas. De los 121 fallecidos, 15 eran menores de edad (12,4%) y, en el ámbito exclusivo de la violencia de género, cuatro de cada diez no habían cumplido los 36 años. Atendiendo a la nacionalidad, se mantiene la tendencia al alza de estos los crímenes entre la población extranjera. En 2008, cuatro de cada diez víctimas eran inmigrantes y en el 33% de los casos, también el asesino era foráneo. En el año 2007 el porcentaje fue del 31,5%, un 1,8% menos. 

En paralelo, decrece el porcentaje de víctimas y asesinos nacidos en España. En 2008 el 48% de las fallecidas eran españolas, lo que supone una reducción del 7,4% respecto de 2007 y del 16,5 por ciento en comparación con 2006. En el momento de la muerte, el 74% de las víctimas de violencia de género seguían manteniendo "formalmente" la relación de pareja con sus verdugos y en más de la mitad de los casos (58,7) existía, además, convivencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios