La autopsia preliminar confirma que Eluana Englaro murió deshidratada

  • El ministro italiano de Justicia asegura que la joven será la única ciudadana italiana que ha muerto de hambre y sed por una "sentencia".

Comentarios 7

Los primeros resultados de la autopsia realizada al cadáver de Eluana Englaro, la italiana que pasó 17 años en estado vegetativo, han revelado que la causa de la muerte fue un paro cardiaco causado por la deshidratación de su cuerpo, que llevaba cuatro días sin recibir agua ni alimentos. Por su parte, el ministro de Justicia de Italia ha asegurado que esta muerte no es causa del accidente que Englaro sufrió en 1992 sino "por sentencia". 

Englaro falleció en la clínica La Quiete, en Udine (al norte de Italia) a las 19.35 horas de pasado lunes y su cadáver fue trasladado ayer por la tarde al hospital Santa María de la Misericordia de la misma localidad. Allí, un equipo de médicos forenses, dirigidos por Carlo Moreschi y acompañado de los peritos nombrados por la familia de la fallecida, le practicó la autopsia. Así, según los primeros resultados, la muerte sería consecuencia de la suspensión de la alimentación y la hidratación. 

Sin embargo, todavía habrá que esperar una o dos semanas para conocer los resultados de los análisis químico-toxicológicos, que servirán para despejar definitivamente cualquier duda sobre las causas de la muerte. Y es que, como consecuencia de que el fallecimiento de Eluana Englaro tuvo lugar cuando el Senado italiano intentaba aprobar una ley que hubiera obligado a los médicos a reiniciar la alimentación, algunas personas contrarias a dejarla morir empezaron a ventilar la hipótesis de que su muerte hubiera podido ser "acelerada".

Hoy mismo se espera que la Fiscalía de Udine acepte los resultados de la autopsia y autorice el traslado del cadáver a la localidad cercana de Paluzza, de donde es originario el padre de Englaro, Beppino Englaro, y en cuyo cementerio se realizará el entierro.  

Mientras, la muerte de Eluana Englaro cuatro días después de que los médicos le suspendieran la alimentación e hidratación artificial sigue dando mucho que las esferas políticas italianas. En esta ocasión el ministro de Justicia, Angelino Alfano, aseguró Englaro "no ha fallecido a causa del accidente que sufrió en 1992", sino "por sentencia". En este sentido, Alfaro considera que la fallecida pasará a la historia como "la única ciudadana italiana que ha muerto de hambre y de sed en nombre de una sentencia" Según el ministro, "valía la pena hacer de todo para evitar esta muerte". 

Con estas declaraciones, Alfaro mantiene elevado el tono de la polémica que ha generado esta muerte, que también ha creado división y enfrentamiento en la política, no sólo entre el Gobierno y el principal partido de la oposición sino también a nivel interno en ambos lados.

Así, en el centro derecha, la brecha se abrió cuando el número dos del Pueblo por la Libertad (PdL) y presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini, se mostró irritado con el portavoz de su partido en el Senado, Maurizio Gasparri, quien había responsabilizado al Jefe de Estado, Giorgio Napolitano, de la muerte de Englaro por negarse a firmar el decreto ley con el que el Gobierno le habría salvado la vida. En este sentido, Fini no dudó en calificar a Gasparri de "irresponsable".

Pero la división también ha salpicado al principal partido del centro izquierda el Partido Democrático (PD), después de que cuatro de sus senadores decidieran votar a favor de la moción que, a iniciativa del Gobierno, ha prohibido que en adelante se pueda dejar de alimentar a los enfermos que se hallen en las mismas circunstancias de Englaro. 

Por su parte, el líder del PD, Walter Veltroni, volvió a arremeter contra el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi. Su actuación en este caso "me ha indignado como pocas cosas lo han hecho a lo largo de mi vida", explicó Veltroni, quien añadió que frente "al pudor y al amor de un padre", la política "no tiene el derecho de polemizar, gritar y despotricar" como lo han hecho estos días Berlusconi y los suyos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios