El presunto violador de Las Palmas no admite las agresiones sexuales que se le imputan

  • Su abogado pidió tranquilidad ante este caso ya que cree que se está generando una "alarma social" en todo el archipiélago.

Comentarios 1

Continúa el proceso y la investigación sobre el violador de las Palmas. Tras su detención la pasada semana, el acusado ha reconocido haber agredido a siete mujeres de Las Palmas, aunque no ha querido reconocer durante los interrogatorios policiales ninguna de las violaciones que se le atribuyen. "No ha reconocido nada hasta ahora ni ninguna agresión sexual", indicaron fuentes de la investigación que informaron también de que en el día de hoy el presunto violador se ha sometido a 5 ruedas de reconocimiento y un forense le tomó muestras de ADN. Mientras, el abogado de la defensa ha pedido tranquilidad ante este caso. A su juicio el revuelo que han provocado los medios de comunicación está creando una "alarma social" en todo el archipiélago.

El detenido se encuentra en los calabozos de los juzgados a la espera de prestar declaración nuevamente ante el magistrado para ampliar su declaración. No en vano, ya declaró ante el juez y ante la fiscal Beatriz Sánchez la semana pasada y durante su interrogatorio no reconoció la implicación en supuestas agresiones sexuales. "No ha reconocido nada hasta ahora ni ninguna agresión sexual", indicaron fuentes cercanas a los hechos tras informar de que el acusado se sometió a cinco ruedas de reconocimiento por parte de sus posibles víctimas. 

Además, un forense tomó muestras de ADN del presunto violador de Gran Canaria, que, posteriormente, se ha sometido a cinco ruedas de reconocimiento de sus supuestas víctimas en los juzgados de Granadera Canaria, en la capital, y que comparecerá hoy ante el juez del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 3, Tomás Martín, para ampliar su declaración. Estas muestras tomadas se cotejarán con las que posee la Policía Nacional, extraídas tras las denuncias de algunas mujeres, para averiguar si el detenido tiene relación con otros casos de agresiones sexuales en las islas. 

Mientras, las investigaciones sobre el caso continúan, y hoy, la Policía Nacional, el Ejército de Tierra y Protección Civil han reanudaron en la costa norte de Gran Canaria la búsqueda de "cualquier prueba" relacionada con el presunto violador. El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas de Gran Canaria, Tomás Martín, decidió ayer iniciar un operativo de búsqueda de pruebas que pudiera tener relación con el presunto violador en los puntos en los que supuestamente solía llevar en su furgoneta blanca a sus víctimas de agresiones sexuales.

Una comisión judicial y policial se personó ayer en la costa del norte de la isla a la altura de la Granja del Cabildo y frente a la perrera, en el municipio de Arucas, en un dispositivo especial que continuará "en los próximos días". "Se busca cualquier cosa o indicio" o restos de ropa de algunas de las víctimas a las que supuestamente atacó el presunto violador, añadieron las mismas fuentes. De este modo, los cuerpos de seguridad que intervienen realizarán una batida en todo el litoral con diverso material técnico, picos y palas y la ayuda de un perro especializado. 

Por su parte, el abogado de la defensa, Cristóbal Díaz Postel, cree que se está creando un "fantasma" en torno a su cliente y se está produciendo "alarma social" en el archipiélago, por lo que pidió que desde "todas las instancias se intente sosegar" a la ciudadanía. El letrado declaró que "se han dicho muchas barbaridades y se han desmesurado muchas cosas en torno a este caso", a raíz de la detención el pasado 11 de octubre de su cliente. 

En este sentido, Díaz entiende que "la gente tiene derecho a saber y la opinión pública debe exigir a las autoridades que le informen con veracidad". "Lo que no deben permitir las autoridades es que se cree un fantasma y una alarma social", algo que, "como ciudadano", dijo que le parece "un poco irresponsable". El abogado, que eludió hacer declaraciones sobre el contenido de las declaraciones policiales y judiciales de su cliente porque las actuaciones están bajo secreto sumarial, estima que "se necesita información veraz para calmar un poco los ánimos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios