Los psicólogos concluyen que el celador de Olot actuó a conciencia

  • El informe destaca que no se arrepiente de sus actos y sentía que ayudaba a los ancianos

El informe psicológico del celador de Olot, Joan Vila, concluye que el asesino múltiple de ancianos de la residencia de ancianos La Caritat no sufre ningún trastorno de personalidad y tampoco se le ha detectado ningún indicador de tipo esquizofrénico ni psicótico y determinan que era consciente de lo que hacía y, por ello, lo mantenía en secreto.

Durante los exámenes psicológicos, Vila reconoció que "no sentía ningún placer" cuando llevaba a cabo los crímenes.

El informe destaca que Vila no se arrepiente de sus actos y que sentía que "hacía el bien ayudando a los ancianos en su tránsito de la vida a la muerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios